El nombre de este blog es mi pequeño homenaje a las maletas, esas compañeras fieles e imprescindibles en todos nuestros viajes y que por suerte, con el tiempo fueron evolucionando hasta llegar a tener en la actualidad unas maravillosas ruedecitas que nos permiten poder tirar de ellas (en lugar de cargarlas) y hacer nuestros viajes mucho más placenteros aún. ¡Qué bien nos hubieran venido a muchas y a muchos hace unos cuántos años!

Amigos curiosos y viajeros

domingo, 15 de noviembre de 2009

SIEMPRE A VUESTRO LADO, HACHIKO Y RICHARD GERE






Ayer fui a ver esta bonita película, a la que me habían recomendado ir provista de kleenex y si, si que me hicieron falta. Todos hemos oido hablar en ocasiones sobre historias de increibles ejemplos de lealtad entre algunos perros y sus amos. Y ésta es un muy buen ejemplo de ello. Es una hermosa relación de amor y fidelidad entre un hombre y su perro, que realmente adora a su bondadoso amo.
  • Richard Gere está muy bien (si, ya lo sé, ya lo sé chicas, que está bien en todos los sentidos) en su papel de profesor amable, comprensivo y humano, pero el que está realmente bien es el perro que cuando mira a la cámara, realmente tienes que ser de piedra para no derretirte viendo esos ojillos, que transmiten tal cariño por su amo.
  • La verdad es que es una historia sencilla pero tierna y auténtica y al mismo tiempo efectiva, sin caer en ñoñerias. Y lo bonito de ella es que está basada en un hecho real ocurrido en 1923, en la historia del Dr. Eusaburu Ueno y su perro Hachiko que, tras morir su amo, pasó los 10 años que le sobrevivió esperando por él en la estación Shibuya a la misma hora y en el mismo sitio donde le había estado esperando hasta entonces. Y de hecho, en la citada estación levantaron una estatua del animal, para que todo el mundo pudiera recordarle y cada 8 de abril, además, lo conmemoran. Los restos de Chuken Hachiko (en japonés "el leal perro Hachiko") actualmente descansan en la esquina de la sepultura de su dueño, en el cementerio de Aoyana, en Tokio.
  • Este encantador perro era de la raza Akita, que es considerado el perro nacional de Japón y en 1931 fue designado Monumento Nacional. A través de los años, ha sido un símbolo de riqueza y prestigio y de hecho, es también un talismán de la buena suerte, tanto que se da una estatuilla del Akita cuando nace un bebe y cuando alguien está enfermo.
Que bonita historia ¿verdad?. A veces, a través del cine podemos llegar a conocer historias increibles que, de no ser llevadas a la gran pantalla, no habriamos tenido conocimiento de ellas, como esta del leal perro Hachiko y su bondadoso amo.


3 comentarios:

  1. Echaba de menos el contactar contigo y ahora veo el porqué, estabas elaborando tu blog.....Me encanta y siempre hay un momento para hacer incursiones en él, porque es muy variado y útil. Raquel

    ResponderEliminar
  2. Seguro que iré a ver la película sólo por verle a él, merece la pena. Un beso bonita.

    ResponderEliminar
  3. Muy buena información, me ha sido de mucha utilidad, para una redacción similar, gracias
    tarot visa

    ResponderEliminar

Bienvenido y muchas gracias por dejar tu comentario. ¡Que tengas un gran dia!

Welcome and thank you very much for taking the time to leave the gift of your comment. Have a nice day!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...