El nombre de este blog es mi pequeño homenaje a las maletas, esas compañeras fieles e imprescindibles en todos nuestros viajes y que por suerte, con el tiempo fueron evolucionando hasta llegar a tener en la actualidad unas maravillosas ruedecitas que nos permiten poder tirar de ellas (en lugar de cargarlas) y hacer nuestros viajes mucho más placenteros aún. ¡Qué bien nos hubieran venido a muchas y a muchos hace unos cuántos años!

Amigos curiosos y viajeros

sábado, 11 de diciembre de 2010

UN PASEO POR LOS MEJORES MERCADILLOS DE NAVIDAD EUROPEOS


Los mercadillos de Navidad son una tradición muy arraigada en buena parte de la Europa central y nórdica y en ellos se refleja todo el esplendor, tradición y magia de estas fiestas entrañables. En Europa hay cerca de 400 mercadillos de Navidad, que convocan a miles de visitantes año tras año.

Los primeros se originaron en Alemania hacia el siglo XVI. Esto permitia a la gente del campo entrar en la ciudad y comprar sus regalos y compras para la Navidad, pasando además un animado dia en la capital. Rápidamente comenzaron a convertirse en populares en toda Europa. En 1647 sin embargo, Oliver Cromwell los prohibió por completo. Era un hombre puritano, y quiso que la población sólo estuviera pendiente en estas fechas de lo meramente religioso. Los mercadillos navideños desaparecieron por completo, y no entraron de nuevo en apogeo hasta la época victoriana en el siglo XIX.

Y como decía al principio, los más tradicionales y representativos se encuentran en el centro y el norte de Europa, sobre todo, en Austria, Alemania, República Checa, Hungria, Belgica, Estonia y Suecia.

Todos los años por estas fechas salen varias listas con los mercadillos navideños más bonitos, pero ya que sería interminable hacer una lista aquí de todos, he sacado entre todos ellos esta pequeña relación de algunos de ellos, ordenada alfabéticamente, en caso de que alguna de las personas que se pasen por este blog vayan a viajar a alguna de estas ciudades en estas especiales fechas navideñas.

BASILEA (hasta el 23 de diciembre)

Esta ciudad alberga el mercado más tradicional y de mayor tamaño de Suiza y tiene la calle más larga y de más iluminación navideña de toda Europa.


BERLIN (hasta el 31 de diciembre)

El mercado navideño berlines tiene un aire más moderno y cosmopolita que los del resto de las ciudades alemanas, pero no faltan en él los típicos elementos comunes.


BRUSELAS (hasta el 2 de enero)

Su mercado navideño tiene lugar en la Grand Place, donde las delicias gastronómicas del pais (como el chocolate) tienen todo el protagonismo. Como detalle único y original tienen la presencia de casetas que representan a los diferentes países europeos.

COLONIA (hasta el 23 de diciembre)

Alemania es el destino por excelencia de los mercadillos navideños. Sólo en Alemania hay más de 80 mercadillos y entre ellos destacan el de Munich, Colonia y Berlin.

Aunque tiene 4 importantes mercados navideños, siendo el más popular el que está al lado de su impresionante catedral. Cuenta con uno de los arboles más grandes y a su alrededor se agrupan los más de 160 puestos que lo componen. No faltan en él tampoco los músicos callejeros ni el glühwein (vino caliente aromatizado).

Para los niños hay una representación medieval cerca del museo de chocolate de Lindt y otra en un barco en el Rihn.

COPENHAGUE (hasta el 30 de diciembre)

Su mercado navideño se celebra en el parque Tívoli, como no podía ser de otra forma. Su ambientación parece sacada de alguno de los cuentos de Hans Christian Andersen, el famoso autor de cuentos danés.

Otro atractivo añadido es que el lago central del parque se convierte en una gran pista de patinaje sobre hielo.


CRACOVIA (hasta el 24 de diciembre)

Es un mercadillo encantador, si la nieve está presente. Está situado en la Plaza del Mercado, en el centro de la ciudad. El mercado ofrece artesania maravillosa, joyas de ámbar, cristal de bohemia, tallas de madera, ropa, abrigos de piel, dulces, adornos navideños, vino caliente y salchichas polacas tradicionales.

Entre las actividades que allí se pueden encontrar están los coros de villancicos y las danzas y espectáculos folklóricos, además de poder ver los tradicionales belenes.


INNSBRUCK (hasta el 6 de enero)

Dicen que los mercadillos de Innsbruck son los más bonitos de toda la zona alpina.

Las luces del gigantesco árbol de Navidad compiten con el brillo del "Tejadillo de Oro". El olor de los bollos fritos "Hefe Kiachln" recién hechos (es un tipo de bollo que se come con choucroute o con mermelada) perfuma el aire de las callejuelas del centro. Y al caer la noche, el aire se llena de música cuando se escuchan melodías navideñas desde el balcón del Tejadillo de Oro.



LONDRES (hasta el 3 de enero)

En Londres no faltan tampoco ofertas de mercadillos navideños. Los más famosos y tradicionales son el de Convent Garden, el de Candem Market, el Greenwich Market, en el que la gente se reúne en una gruta para cantar villancicos, el de Borough y el de Hyde Park, donde te puedes tomar un sabroso chocolate caliente (un glühbein) y patinar con Santa Claus en su gran pista de hielo.


LUXEMBURGO (hasta el 24 de diciembre)

Forma parte del festival de luz de invierno que se celebra del 22 de noviembre hasta el 4 de enero e incluye varios conciertos, eventos y exhibiciones.

MUNICH (hasta el 24 de diciembre)

El más popular es el que está enfrente del Ayuntamiento, en Marienplatz. En él se mezclan el aroma de las manzanas asadas y el pan de especias con la música de los conciertos al aire libre.


NUREMBERG

Es el más grande y quizás el mejor de Alemania. Rodeado de una fortaleza medieval, es uno de los mercados navideños más pintorescos. Es muy popular entre los visitantes por sus sabrosas y pequeñas salchichas y por el chucrut.

En sus puestos se encuentran muchos adornos de madera y cristal, así como los tradicionales cascanueces.


PARIS (hasta el 27 de diciembre)

Los mercados navideños se celebran en el Boulevard Saint Germain y en la Place Saint Sulpice. En ellos se puede visitar a Papa Noel y tomar una copa de vino caliente.

PRAGA (hasta el 1 de enero)

Otra preciosa ciudad en la que todas las excusas son buenas para visitarla y que en estas fechas sus atractivos se multiplican, lo que ya es decir. Y aunque los checos son los menos religiosos de todos los europeos, se toman muy en serio este mercado, que se celebra en la plaza central de la vieja ciudad barroca. Para los niños hay un atractivo especial añadido y es un pequeño zoo, en donde pueden acariciar a los animales.


ROMA

El más bello y antiguo es el de la plaza Navona, donde se puede comprar artesania, dulces (se venden monedas de chocolate como símbolo de buena suerte y abundancia), libros, juguetes, las populares brujas “befanas” (que son las que traen los regalos a los niños la noche del 5 de enero) y adornos para el belén. Hay que destacar que fue en Italia donde nacieron los belenes (son muy famosos los napolitanos).

TALLÍN (hasta el 19 de enero)

El mercadillo de la capital de Estonia es considerado uno de los más bellos y mantiene un gran ambiente medieval. Según dice la tradición fue aquí donde se levantó el primer arbol de Navidad en 1441, cuando los comerciantes solteros cantaban y bailaban con las chicas de la ciudad alrededor de un árbol, que luego quemaban. Debido a su prohibición en los años de la ocupación soviética, no se volvió a celebrar hasta 1991.

En sus puestos el producto de artesania más popular son los gorros, bufandas y jerseys, algo nada extraño teniendo en cuenta las bajas temperaturas que suele haber por estas fechas.


VIENA (hasta el 24 de diciembre)

Si ya de por sí es una ciudad preciosa, en estas fechas tiene un encanto aún más especial. En la plaza del Ayuntamiento se celebra el Christkindlmarket, que es uno de los mercados navideños más arraigados. Tiene más de siete siglos de antigüedad. Se encuentra rodeado de un parque cuyos árboles se decoran con luces temáticas de inspiración navideña.



Espero que os haya gustado el paseo y que os haya servido para iros ambientando y metiendo poco a poco en el espíritu navideño, de cara a las fiestas que ya tenemos ahí mismo.

Y para quién tenga la suerte de poder viajar por Europa en estos dias y quiera más información sobre otros mercados navideños, junto con sus fechas y horarios, os dejo este enlace: http://www.mercados-navidad.es/

4 comentarios:

  1. Creo que olvidas el mercado de la Plaza Mayor de Madrid, aunque sea mas modesto que los anteriores.

    Tiene gran tradición.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la sugerencia Máximo, la verdad es que estaba indecisa respecto a meterlo aqui o en otro post sobre Madrid y el resto de España y al final ganó la segunda idea, así que continuará próximamente ........ Un saludo y buen domingo,

    ResponderEliminar
  3. CHARO, MADRILEÑA12/12/10 20:08

    todos los mercadillos tanto nacionales como internacionales, tiene su encanto, con todas esas cosas que venden tan bonitas, para realizar nosotros en nuestras casas el belén y el árbol de navidad, rodeados de nuestra familia, es maravilloso, aunque siempre falta alguien, sus espíritus estan con nosotros, no se debe de perder esta tradición navideña.

    ResponderEliminar
  4. Hola Charo, estoy de acuerdo contigo en que estas bonitas tradiciones no deberían perderse y aunque siempre falte alguien, las nuevas generaciones están ahí y el mundo no debe parar. Un besito muy fuerte,

    ResponderEliminar

Bienvenido y muchas gracias por dejar tu comentario. ¡Que tengas un gran dia!

Welcome and thank you very much for taking the time to leave the gift of your comment. Have a nice day!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...