El nombre de este blog es mi pequeño homenaje a las maletas, esas compañeras fieles e imprescindibles en todos nuestros viajes y que por suerte, con el tiempo fueron evolucionando hasta llegar a tener en la actualidad unas maravillosas ruedecitas que nos permiten poder tirar de ellas (en lugar de cargarlas) y hacer nuestros viajes mucho más placenteros aún. ¡Qué bien nos hubieran venido a muchas y a muchos hace unos cuántos años!

Amigos curiosos y viajeros

domingo, 12 de junio de 2011

EL CONEJO BLANCO DE ALICIA


Hasta no hace demasiado tiempo yo era más bien como Alicia en el pais de las maravillas, osea, una Alicia en su mundo feliz y utópico fuera de la realidad dura y prosaica, o al menos, eso me lo repetia mucho alguien muy querido por mi durante algún tiempo.

Pero de un tiempo a esta parte, creo que he dejado de ser esa Alicia soñadora en su lejano y maravilloso pais, para pasar a convertirme en ese gran conejo blanco de ojos rosados con chaqueta, chaleco y reloj de bolsillo que siempre pasa corriendo al lado de Alicia diciendo "¡Dios mío! ¡Dios mío! ¡Qué tarde voy a llegar!".

Yo no sé a vosotros, pero la verdad es que no sé como me las arreglo pero siempre me falta tiempo, haga lo que haga, da igual que esté trabajando o de vacaciones, siempre me falta tiempo para todo.

Me da la impresión de que el tiempo corre demasiado deprisa, y aunque sé que esta subjetiva sensación también le pasa a otras personas, no deja de sorprenderme siempre e incluso de hacerme sentir frustrada e impotente en muchas ocasiones, por no ser capaz de cumplir todas las metas que me marco para hacer y a las que pocas veces puedo llegar.

En mi caso, por ejemplo, las cosas que acaparan la mayor parte de mi tiempo son, a saber: el trabajo (lo que más me chupa la sangre y más me debilita, por lo aburrido y nada gratificante que es), las amigas (una parte muy importante en la vida de toda soltera de oro que se precie….jejejje), la familia, el cultivar todas mis muchas aficiones, el trabajo de la casa (porque claro, una no es como la bruja de aquella serie de mi infancia que se titulaba “Embrujada”, que movia la nariz y ya lo tenia todo hecho), las citas médicas rutinarias o imprevistas cuando surge algo,…… ¡y eso sin tener hijos! Claro que, los sobrinos no son hijos, pero se le parecen mucho, y también absorben su tiempo, que si tia acompáñame a esto, que si tia ayudame a repasar este examen de inglés que tengo el jueves, que si tia necesito que me hagas tal cosa…… y eso, sin contar con las gestiones surgidas de otros imprevistos que pueden surgir en cualquier momento.... que si una nueva gotera de la vecina de arriba, que si una inspección del gas que no ha pasado tu dichosa caldera y que te obliga a hacer todas las gestiones necesarias para conseguir un instalador autorizado que te la vuelva poner a punto y en estado de seguridad de nuevo, que si la repentina “defunción” de alguno de tus electrodomésticos que se niega a seguir trabajando más y hay que buscarle un sustituto a toda prisa, etc., etc.

Así que, comienza el lunes y vas viendo como todos los huecos de tu agenda se van viendo reducidos cada dia que pasa a la más mínima expresión. En fin, que más os puedo decir……

¡Vaya por Dios! Lo siento, pero escribiendo, escribiendo, ya se me hizo tarde de nuevo ¡adios, ya son más de las doce, me voy, me voy, me voy!



6 comentarios:

  1. El bien mas precioso...el tiempo
    Tranquila, casi todo el mundo cree que le falta tiempo. Da lo mismo que vivas en Madrid que en Soria

    ResponderEliminar
  2. Hola Nieves:
    Este conejo lo sacaste de la galera, y escribiste una entrada en tu blog.
    El tiempo era interminable cuando eramos chicos...
    Larguísimas tardes con los amigos,ahora sentimos que el fin de semana no fué suficiente, a mi me falta otro día, ja, ja.
    Chau.
    José

    ResponderEliminar
  3. Kikas, yo creo que según va pasando el tiempo pasas a valorar y a priorizar cosas que antes pensabas que serian eternas y luego vas viendo que no es asi, como son la salud y el tiempo, que ves que tienen un gran valor aunque no se puedan cuantificar. Un abrazo,

    ResponderEliminar
  4. Jose, yo no sé de donde he sacado el conejo, si de la galera o de la chistera jejejeje. Pero es cierto eso que comentas de que cuando somos pequeños el tiempo pasa muy lento y estás deseando crecer y hacerte mayor, pero cuando ya lo eres, lo que quieres ¡es que el tiempo vaya más lento y no corra tanto!

    Pero yo comparto totalmente tu idea de que los fines de semana debieran durar tres dias al menos, ahora la proporción 5 a 2 está muy mal repartida, 4 a 3 seria casi, casi perfecto como semana laboral jejejje. Un abrazo muy fuerte,

    ResponderEliminar
  5. Anónimo14/6/11 9:54

    Ya somos dos las que andamos apresuradas por el mundo, me pasa como a ti Nieves, y encima mi tiempo lo tengo que repartir con la famlia, que una vez se acostumbran a ciertas cosas, resultamos imprescindibles.

    En fin relájate, que no por mucho abarcar, se es mejor persona y se vive mejor. Mª Carmen.

    ResponderEliminar
  6. Mª Carmen ¡bienvenida al club! es un alivio saber que esto nos pasa a muchos, pero si, supongo que el quid de la cuestión está en priorizar y no acaparar más de lo que podemos y también quizás, saber decir "no" a veces. Un beso,

    ResponderEliminar

Bienvenido y muchas gracias por dejar tu comentario. ¡Que tengas un gran dia!

Welcome and thank you very much for taking the time to leave the gift of your comment. Have a nice day!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...