El nombre de este blog es mi pequeño homenaje a las maletas, esas compañeras fieles e imprescindibles en todos nuestros viajes y que por suerte, con el tiempo fueron evolucionando hasta llegar a tener en la actualidad unas maravillosas ruedecitas que nos permiten poder tirar de ellas (en lugar de cargarlas) y hacer nuestros viajes mucho más placenteros aún. ¡Qué bien nos hubieran venido a muchas y a muchos hace unos cuántos años!

Amigos curiosos y viajeros

jueves, 11 de abril de 2013

VIAJAR EN CRUCERO, UNA EXPERIENCIA QUE NADIE DEBERÍA PERDERSE




Quién visite este blog con regularidad se habrá dado cuenta de que viajar es una de mis grandes pasiones, algo que procuro hacer y disfrutar con la frecuencia y el estado de mi cuenta corriente de cada momento, me permiten.

Durante mis viajes he utilizado distintos medios de transporte, en muy variadas formas y calidades (todo hay que decirlo), he viajado en tren, avión, coche, autocar, burro,  camello, globo aerostático..... y muchos de ellos los he hecho a través de viajes organizados y otros por libre, marcando yo misma la ruta. Pero había algo que no había probado nunca, hasta que a una amiga mia le tocó en un sorteo de un gran centro comercial, un  crucero de 7 dias por el Mediterráneo para 2 personas. Me propuso acompañarla y claro, ¿cómo iba a negarme? ¿quién podría negarse?

Así que, me embarqué con ella en esa aventura marinera y tengo que decir que la experiencia me gustó, y mucho. Fuimos a Barcelona (dicen que este puerto es el primero de Europa y el cuarto del mundo, en cuanto a mayor número de salidas de cruceros) y desde allí iniciamos nuestro recorrido, que nos llevaría por Niza, Civitavecchia (o sea, Roma), Capri, Malta y Tunez, y luego, de vuelta a Barcelona.

Mis únicas fantasias respecto a lo que podía ser un crucero eran mis recuerdos de una famosa serie de la tele “Vacaciones en el mar”, donde en cada episodio podía sucederle casi cualquier cosa a los pasajeros del Princesa del Pacífico, desde encontrar al amor de su vida (esto sucedia con bastante frecuencia), o reencontrarse con algún amigo perdido, a que se enteraran de que tenían un hijo secreto (y que, casualmente, también viajaba en el barco), o reconciliarse con un antiguo ex o volver a casarse por tercera vez con su pareja, ya octogenaria (por supuesto, gracias al siempre encantador y sonriente Capitán Stubbing). Y aunque las historias casi siempre empezaban con algún conflicto, cuando al final de cada episodio el barco llegaba a Puerto Vallarta, todo se había resuelto felizmente. Aún recuerdo la pegadiza musiquilla de esta serie, que llegó a emitirse durante 7 temporadas.

Por cierto, el Princesa del Pacífico fue tristemente mandado al desguace hace unos meses, 
después de ser retirado del servicio y de estar esperando durante algún tiempo 
en el puerto de Génova, alguna buena oferta para su explotación comercial, 
cosa que nunca llegó, ¡nada es eterno!


En fin, cualquier cosa, como digo, relacionada con el amor normalmente (algo lógico, llamándose en su nombre en inglés “El barco del amor”). Y aunque en el crucero que hice con mi amiga no nos ocurrieron cosas tan sorprendentes como en aquella serie, lo cierto es que nos lo pasamos muy bien.

Y encontré que esta forma de viajar tiene un montón de ventajas respecto a otras maneras de hacerlo. Por ejemplo, no tienes que estar preocupándote cada dia de hacer y deshacer maletas, porque siempre vas a dormir en el mismo sitio (cuando has hecho muchos viajes organizados, esto es algo que se agradece muchísimo). Y como no tienes que estar llevando todos tus bártulos de aquí para allá, puedes permitirte el cargar un poco más tu equipaje, metiendo casi toda la ropa que quieras, previendo distintas situaciones en las que te puedas encontrar (incluyendo la elegante cena con el capitán, que igual hasta tienes la “suerte” de que te toque tenerlo en tu mesa alguna noche).


Nuestro barco no era, ni mucho menos, uno de esos trasatlánticos gigantescos que salen en los catálogos de viajes y que son como enormes ciudades flotantes, sino un barco mucho más modestito, pero aún así, teníamos cantidad de actividades distintas cada dia, para cuando estábamos a bordo, entre escala y escala. Por el dia habia actividades deportivas y para los niños y por la noche, todos los dias había algún espectáculo diferente, con artistas que me impresionaron por su gran calidad.

Y luego, otra cosa que me sorprendió muy gratamente fue el maravilloso trato y la atención que tenia todo el personal del barco con todos y cada uno de los pasajeros. Te sentías totalmente mimada en todo momento, era como si de repente te hubieras convertido en una de esas millonarias acostumbradas a que sus caprichos les sean satisfechos en todo momento.

Y otro detalle: si alguien está a régimen, mejor que se olvide de él por unos dias, porque son tantas las tentaciones y tantas las comidas que se hacen a bordo, que es mejor mentalizarse para ir a disfrutar y probar todas las delicias gastronómicas que se te puedan ocurrir, porque allí las tendrás.


En fin, que mi experiencia fue estupenda y de lo más divertida, y que, sin duda, recomiendo probar, al menos una vez en la vida, especialmente a todo aquel que se considere un viajero empedernido.

¿Y vosotros? ¿habéis probado esta forma de viajar alguna vez? ¿y qué opináis de ello? Yo de momento, tengo entre mis proyectos viajeros, cambiar el agua salada por el agua dulce y probar también un crucero fluvial.

20 comentarios:

  1. Debe de ser una buena experiencia,yo lo he pensado alguna vez, habrá que echar un vistazo, ahora con tanta crisis puede ser buen momento para conseguir un precio mas económico.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es una experiencia muy buena y recomendable y ahora los precios son mucho más asequibles de lo que eran hace años, así que si te animas ya me contarás. Un beso,

      Eliminar
  2. Sin duda uno de mis viajes más divertidos fue un crucero que hice por las islas griegas, y otro por el río Nilo. Aunque suene hortera, a mí lo de los cruceros me parece lo más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rita, pues a mi me gustaria precisamente hacer otro por las islas griegas también y otra idea que tengo es otro crucero para recorrer los paises bálticos y despues, y como pongo en la entrada, me encantaría hacer un crucero fluvial por el Duero o por el Rhin, ¡por pedir que no quede jejeje!

      Y respecto a lo que dices, yo creo también que los cruceros están bastante de moda ahora y que no son para nada algo de lujo, como eran hace años, sino que están al alcance de cualquiera. Un abrazo,

      Eliminar
  3. Estuve a punto de hacer uno, ya estaba casi todo planificado y por un problema de cuadrar fechas al final nada de nada, me pusieron "los dientes largos" y me quedé con las ganas...
    Ya veo que lo has pasado bien, todo el mundo habla muy bien de este tipo de viajes, así que en otra ocasión será.
    (Ah, yo también recuerdo "Vacaciones en el mar"...)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues que pena que no pudieras hacerlo, pero bueno, seguro que algún dia lo harás y te quitarás esa espinita. Un abrazo para ti y que tengas un estupendo fin de semana,

      Eliminar
  4. ¡Hola, me has hecho recordar esta serie que tanto me gustaba! Incluso recordaba su canción sin necesitar volverla a escuchar en tu video.
    Pues yo nunca he hecho ningún crucero de momento, aunque me gustaría. Mi madre, con una de mis tías, sí lo experimentaron hace un par de años y también se lo pasaron fenomenal.
    Me alegro mucho que hayas podido disfrutarlo y espero que sigas viviendo nuevas aventuras y compartiéndolas con nosotros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anabel, la verdad es que esa serie era muy agradable y entretenida, con una tripulación tan simpática y unas historias que siempre acababan tan bien jejeje.

      Y respecto a probarlo tú misma, despues de tu madre y tu tia, te toca a ti, seguro que Samuel disfrutaría mucho.

      Y respecto a compartir mis aventuras viajeras, yo estoy encantadísima, de hacerlas primero y despues de compartirlas con vosotros.

      Un besazo y que tengas un estupendo comienzo de semana,

      Eliminar
  5. Felicidades Nieves, por tus merecidas vacaciones. ¡¡Qué envidia me has dado¡¡¡; el crucero es algo que tengo pendiente y espero hacerlo pronto. Hace unos años, estando de vacaciones en Venecia, pude ser testigo de la cantidad de cruceros que llegaban a ese puerto. Era impresionante ver esos enormes trasatlánticos, vamos que me hubiese subido a uno sin pensarlo, jajaja. Sobre la serie "Vacaciones en el mar", era una de mis favoritas, la recuerdo con mucho cariño y su música es un clásico. Gracias por este magnífico post, hemos podido hacer un crucero "virtual" muy interesante. Un abrazo de una cinéfila.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mercedes, este crucero no lo he hecho ahora, sino hace pocos años, pero me lo pasé tan bien que el recuerdo lo tengo muy fresco todavia.

      Espero que tú también puedes disfrutar de uno de esos enormes trasatlánticos algún dia ¡pero desde dentro jejeje!

      Y muchas gracias a ti por pasarte y comentar. Que tengas una gran semana por delante y un abrazo muy fuerte,

      Eliminar
  6. Tiene una pinta increíble, el barco es enorme!
    Te seguimos! Te dejamos nuestro blog por si quieres pasar, estamos empezando con él
    http://unapalabrapararecordar.blogspot.com.es/
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenidos por aqui y muchas gracias por dejar vuestro comentario y por haceros seguidores. Me paso ahora mismo a echar un vistazo al vuestro. Otro saludo muy cordial para vosotros,

      Eliminar
  7. No he estado nuca de crucero, me han dicho que esta muy bien, le recomendaban como tú. Sin embargo sigue sin convencerme la idea, ademas mi chica se marea solo con pensarlo. Un abrazo aprovechando un pequeño respiro en el trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sheol ¡qué alegria verte de nuevo por aqui! Respecto a hacer el crucero, cada uno tiene que hacer lo que le "pida el cuerpo" y si a ti y a tu chica no os apetece, hoy por hoy, pues no tenéis por que hacerlo, porque a veces hay etapas y épocas en que nos tiran más unas cosas que otras y de repente, te apetece hacer algo que no habías hecho nunca antes.

      Y respecto a lo de marearse, yo también tenía cierta prevención contra eso y fui con mis pastillitas para el mareo y todo, por si acaso, pero lo cierto es que no las llegué a utilizar.

      Y me alegro un montón de que sigas trabajando ¡y que no te falte!

      Un abrazo muy fuerte y que tengas un fin de semana estupendo (aunque este veranillo adelantado del que hemos disfrutado se haya terminado, de momento),

      Eliminar
  8. Hola Nieves.
    Pues sí... y no será porque en el puerto de Barcelona faltan barcos de estos (dentro de poco viene el más grande del mundo) pero aunque los precios están asequibles por mi trabajo no me dejan encadenra más de tres o cuatro dias seguidos de fiesta ni en los supuestos "puentes" y solo puedo pillar en los meses que es más caro y eso se escapa a mi presupuesto... seguiré esperando un milagro para hacer "vacaciones en el mar" Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Andrés, pues si que es paradójico que teniéndolos tan cerca, no puedas subirte a alguno de ellos, pero seguro que algún dia tendrás la ocasión de vivir tus propias "vacaciones en el mar". Un besazo y te deseo que ese milagro se realice un dia no muy lejano,

      Eliminar
  9. LA MADRILEÑA25/4/13 16:02

    Es maravilloso hacer un crucero romántico, con el hombre adecuado, por todo el mundo, durante un año sabático, sería una experiencia inolvidable como vacaciones en el mar. esta serie tuvo mucho éxito.
    Nunca se sabe, lo mismo cuando menos me lo espero salta la liebre, la esperanza nunca la perderé. Ahora me conformaré soñando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu siempre tan romántica, amiga jejeje...., por supuesto que un crucero en compañia de tu amor tiene que ser estupendo, pero hacerlo con amigas también es de lo más divertido. Y yo añado que, en compañia del amor de cada uno, cualquier sitio es romántico. Un besazo,

      Eliminar
  10. Que hermoso crucero, parece una ciudad en el mar,realmente debe ser algo grandioso viajar en uno de ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por dejar tu comentario, de verdad que merece la pena realizar un crucero, aunque sea una vez en la vida. Un saludo,

      Eliminar

Bienvenido y muchas gracias por dejar tu comentario. ¡Que tengas un gran dia!

Welcome and thank you very much for taking the time to leave the gift of your comment. Have a nice day!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...