El nombre de este blog es mi pequeño homenaje a las maletas, esas compañeras fieles e imprescindibles en todos nuestros viajes y que por suerte, con el tiempo fueron evolucionando hasta llegar a tener en la actualidad unas maravillosas ruedecitas que nos permiten poder tirar de ellas (en lugar de cargarlas) y hacer nuestros viajes mucho más placenteros aún. ¡Qué bien nos hubieran venido a muchas y a muchos hace unos cuántos años!

Amigos curiosos y viajeros

jueves, 28 de octubre de 2010

JARDINES Y PARQUES HISTÓRICOS DE MADRID, ESAS JOYAS DESCONOCIDAS, COMO EL PARQUE DE LA QUINTA DE LOS MOLINOS


Me encantan los paisajes de otoño y como los que vivimos en ciudades no tenemos muchas ocasiones de poder disfrutarlos en nuestro dia a dia, ya que lo normal es que estemos rodeados de asfalto, la única opción que nos queda es visitar algún parque, de lo cuál, por suerte, en Madrid no estamos escasos, sino todo lo contrario, ya que esta ciudad es una de las que cuenta con más zonas verdes de toda Europa.

Hace un par de fines de semana salí con una amiga en plan safari fotográfico campestre, la idea era ir al Parque del Capricho a hacer fotos en época otoñal y eso hicimos sin ninguna prisa y disfrutando de un cálido dia, pero al salir se nos ocurrió que quizás pudiéramos acercarnos a echar un vistazo rápido a otro parque que mi amiga conocía por vivir cerca de esa zona: el parque de los Molinos y que estaba también muy cerca del otro. Pero la visita fue demasiado rápida, dado que enseguida empezó a anochecer, así que decidí volver otro dia, con más luz, con temperatura agradable, a poder ser, y con la bateria de la cámara de fotos llena.

Y hace unos dias volví por allí, pero esta vez con más tranquilidad. Me bajé en el metro de Suanzes y nada más salir a la calle Alcalá, allí estaba la entrada a este desconocido parque, que ocupa nada menos que 21 Ha. de finca, y por cuya puerta de entrada, estoy segura que pasará mucha gente cada dia sin percatarse de adonde lleva esa entrada que hay en esa fachada de color rosa.


El llamado Parque de los Molinos es uno de los 10 jardines históricos que hay en Madrid, otros son: los jardines de Sabatini, los del Campo del Moro, los de la Fuente del Berro, el Real Jardín Botánico, la Quinta de los Carabancheles, el parque del Oeste, los del Museo Cerralbo, los del Museo Sorolla y alguno más. ¿Y a qué se le llama realmente un jardin histórico? Pues a aquel que tiene más de 100 años de antigüedad y que fue creado en Palacios Reales o en grandes residencias particulares que, con el tiempo, se convirtieron en Museos.

Este parque le debe su nombre a dos molinos traidos de EE.UU., usados para extraer agua de regadio. Fue adquirido por el conde de Torre Arias, en el que vivió con su familia, despues le cedió una parte al arquitecto alicantino César Corts, que para no añorar su tierra, lo transformó en un parque agrícola con especies y plantas del litoral mediterráneo. ¡Ah! no he dicho que dentro del parque conocí a una amable guia informativa, Sara, que me contó muchas cosas interesantes sobre este parque (y que, por cierto, se notaba además, que disfrutaba mucho con su trabajo) y también me dijo que ellos son ingenieros agrícolas y que debido a la crisis el número de guias van a ser reducidos… ¡que pena! Porque realmente, aunque desconocida para muchos (yo misma no tenia idea de que existieran estos guias en todos los jardines históricos), hacen una gran labor.



Y así Sara me contó que la mejor época para visitar este parque es en marzo, con la floración de los almendros y los lirios, que son las “estrellas” del parque, por lo que lo embellecen en primavera. Según me contó, este parque no tiene nada que envidiarle al Valle del Jerte, con sus más de 1000 almendros (algunos incluso, de casi 100 años de antigüedad) y no necesitamos ir allí para ver una preciosa floración, de flores de todos los colores ya que hay muchas variedades de almendros, lo cuál es totalmente necesario para que se produzca la polinización (¡es una gran suerte tener la suerte de encontrar a una guia de jardines a tu paso para que pueda explicarte todas estas cosas!).




Entre las cosas que puedes encontrarte en el parque de la Quinta de los Molinos están el Palacete donde vivieron los propietarios, dos molinos de viento, estanques, varias grutas y cuevas, un invernadero, la Casa del Reloj (que era donde se alojaba el servicio y guardaban los aparejos de labranza y una de cuyas sirvientas era la amante del conde, según me dijo Sara, aunque esto podía ser una simple habladuría, en esa época no existian los programas del corazón pero existían los rumores de boca en boca………).





Me contó también que es una pena que siendo Madrid una de las ciudades europeas con más zonas verdes, no seamos lo bastante listos como para aprovecharnos de ellas y disfrutarlas y que aquí no hay ninguna sensibilidad ni cultura de jardines, que la gente tiene mucho menos interés que en otros paises, me contó que estuvo de guia hace poco, con un grupo de ingleses en el parque del Capricho y que se quedaron encantados con él, haciéndola todo tipo de preguntas e interesándose por todo.




Y yo me pregunto: si tenemos muchas zonas verdes y además el artículo 205 de la Ordenanza de Parques y Jardines dice que tenemos el derecho a usar esas zonas verdes ¿por qué la gente de esta ciudad no disfruta más de ellas y por qué muchas de esas joyas históricas de Madrid suelen estar tan vacias? ¡que los parques son gratis y son lugares estupendos para ir cuando se disfruta de un otoño suave como éste! Será como ese refrán que dice: Dios le da pañuelos a quién no tiene mocos…...


En fin, espero animar a quién pase por aquí a ver estas fotos, a visitar este desconocido parque y a la vez, despertar la curiosidad por descubrir otros, igualmente desconocidos y hermosos, de Madrid, mi ciudad, en la que me encanta ser una turista más y descubrir cosas nuevas cada día.

Para quién quiera saber más hay una bonita guia de rutas por jardines y parques históricos de Madrid que os podéis descargar en pdf en este enlace de la Comunidad de Madrid:




¡Qué los disfrutéis!

4 comentarios:

  1. Es paradójico como dices que teniendo un retazo de naturaleza tan cerca el personal pase de largo embobado en el cemento y sus prisas y queden estos rincones dejados de lado.
    Una agradable muestra fotográfica llena de luz y color.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Juan, me alegro de que te haya gustado la sesión de fotos que hice y disfruté el otro dia en este parque madrileño y que espero que muchos más visitantes disfruten, en lugar de pasar de largo. Un abrazo,

    ResponderEliminar
  3. CHARO, MADRILEÑA1/11/10 22:17

    los parques son los senderos más gratificantes para pensar en nuestras cosas, pasear, hacer footing, escuchar música con nuestro mp3, hacer fotos y, disfrutar de su naturaleza sin contaminación.
    hay que cuidarlos, nos incumbe a todos los ciudadanos.

    ResponderEliminar
  4. Me han encantado tus comentarios sobre este parque, que no conocía. Un beso,

    ResponderEliminar

Bienvenido y muchas gracias por dejar tu comentario. ¡Que tengas un gran dia!

Welcome and thank you very much for taking the time to leave the gift of your comment. Have a nice day!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...