El nombre de este blog es mi pequeño homenaje a las maletas, esas compañeras fieles e imprescindibles en todos nuestros viajes y que por suerte, con el tiempo fueron evolucionando hasta llegar a tener en la actualidad unas maravillosas ruedecitas que nos permiten poder tirar de ellas (en lugar de cargarlas) y hacer nuestros viajes mucho más placenteros aún. ¡Qué bien nos hubieran venido a muchas y a muchos hace unos cuántos años!

Amigos curiosos y viajeros

miércoles, 7 de septiembre de 2011

LA MAGIA DE LOS FAROS


Los faros siempre me han atraido mucho, me parecen mágicos y románticos, a la vez que los asocio con viajes lejanos y también me producen una gran serenidad. Además los faros se encuentran habitualmente en lugares y parajes maravillosos, que muchas veces son casi inaccesibles y desde los cuáles se contemplan hermosas vistas. Una de las ideas viajeras que tengo para realizar algún dia seria hacer alguna ruta de faros, al igual que las hay de castillos e incluso de cementerios, que se han puesto muy de moda. Pero de momento y mientras llega ese dia, he elaborado esta entrada de hoy sobre los faros.

Y la primera curiosidad que se me despierta sobre ellos es de dónde viene el nombre de faro. Parece que una explicación muy plausible sería la de haber tomado el nombre de la isla de “Pharos” en Alejandría, donde se erigió el faro más representativo de todos los tiempos. Otra teoría apunta a la palabra helénica “Pharah”, nombre egipcio del Sol.


El origen de las señales marítimas se remonta a los primeros intentos de la navegación, para explorar nuevas rutas para el comercio. En esos tiempos había personas encargadas de estar en la orilla de la playa y disparar si veía que un barco se acercaba a la orilla o a rocas peligrosas. Más tarde, cuando se inventaron los faros se usaban lámparas de mecha para advertirles, llegando la luz a muy pocos kilómetros del faro.

Las señales de orientación se basaban en el reconocimiento diurno de accidentes naturales del paisaje como ensenadas o cabos. Como ejemplo característico tenemos el pico Teide, punto solitario y de gran altura. Sin embargo, la monotonía de ciertas zonas de costa impedía su identificación. Por ello, aparecieron las primeras señales artificiales.

A medida que el comercio aumentaba, y se hacía necesario aventurarse a mayores distancias, las marcas existentes se hicieron insuficientes. Para ello, se utilizaron hogueras en puntos de fácil localización nocturna. Para ganar elevación y preservarlas de temporales se construyeron estructuras artificiales, las cuales mejoraron conforme lo hacía la navegación. Más tarde se colocaron superficies reflectoras para amplificar la luz y que ésta fuese visible a mayor distancia. Las mejoras llevaron consigo la necesidad de que alguien cuidara del funcionamiento de las instalaciones para que el navegante estuviera protegido. Desgraciadamente, poco a poco el trabajo de los fareros ha ido desapareciendo con la electrificación de los faros.

En la época contemporánea, Inglaterra era el país que contaba en ese momento con más faros ya que cobraba arbitrios a los buques que recalaban en sus puertos y empleaba el dinero recaudado en mantener los faros existentes y construir otros ensayando nuevas tecnologías, de lo que se beneficiaban también otros países como las colonias americanas. Seguían en nivel de iluminación las costas francesas y el resto de las colonias americanas. Pero este desarrollo es desigual en el resto de Europa donde el avance es más lento. En el resto del mundo el alumbrado marítimo casi no existía. Casi todos los faros de esta época son del tipo “Faros de Roca” de muy dificultosa construcción y que representan la imagen típica de torre aislada y solitaria. En esta época se construyen faros en mar abierto e islotes impracticables y se empiezan a utilizar nuevos sistemas de iluminación y aparatos ópticos para reforzar la luz.

Ya en el siglo XIX se utilizan también las señales sonoras con lo que se puede considerar este siglo como el de las señales marítimas. En la segunda mitad del siglo XIX, edad de oro de las señales marítimas, el impulso a la construcción de faros fue definitivo por la posibilidad de usar nuevos materiales y nuevas fuentes de energía.

Uno de los faros más famosos de todos los tiempos, fue como se ha dicho el Faro de Alejandría, y el más antiguo en funcionamiento es la Torre de Hércules, en La Coruña (España). En la actualidad, el faro más potente de Europa es el Faro del Créach, en Bretaña (Francia), y el más potente de Sudamérica es el faro Punta Ángeles, en la ciudad de Valparaíso, ambos con 32 millas de alcance.


El faro de Eddystone es sin duda el mas famoso de los construidos durante esta época, entre otras cosas por haber servido de modelo de construcción para el resto de los edificados en mar abierto y por su accidentada historia. Se asienta en una zona azotada por tormentas sobre un peligroso arrecife, el cual constituye un obstáculo para el tráfico marítimo. Su construcción pasó por numerosas dificultades técnicas para los medios de la época. A eso se suma el estallido de la guerra contra Francia. El constructor y los obreros fueron hechos prisioneros, aunque posteriormente liberados. Una de las muchas tempestades de la zona destruyó el faro en 1703, pero en 1706 fue reconstruido otra vez. Parte de él estaba construido en madera con lo que la carcoma lo hizo peligrar tanto como las múltiples tempestades. En 1755, un incendio lo destruyó. A partir de este momento, la ausencia de este faro era impensable por la cantidad de tráfico existente y se concluyó su reconstrucción. En 1870 se derribó el faro por fallos en la estructura de la roca para construir otro más estable y alto, pero en otro arrecife situado cerca del anterior.

Entre los faros más famosos del mundo se encuentran los siguientes, aunque en esto ocurre como casi siempre con cualquier listado de lo que sea, que siempre hay otros muchos que también debieran estar, pero para no hacer una lista interminable, como muestra aqui este pequeño botón:

1. Faro del Cabo de Palos (España)

2. Faro de Hercules (España)

3. Faro de Maspalomas (Gran Canaria, España)

4. Faro de Poulains (Francia)

5. Faro de Entallada (Fuerteventura, España)

6. Faro de Michigan (Canadá)

7. Faro del Cabo de Gata (España)

8. Faro del Fin del Mundo (Argentina)

9. Faro de Hirtshals (Dinamarca)

10. Faro de la Jument (Francia)

11. Faro de Peñas (Asturias, España)

12. Faro de Ribadeo (Lugo, España)

13. Faro de Barra (Bahia, Brasil)

14. Faro de La Paloma (Uruguay)

15. Cabo de Frouxeira (La Coruña, España)

16. Faro de Rubjerg-Knude (Dinamarca)

17. Faro de Barbaria (Formentera, Islas Baleares, España)

18. Faro Pigeon Point (California, Estados Unidos)

19. Faro de Cascais (Portugal)

20. Faro de Heceta Head (Estados Unidos)

En España hay unos 187 faros, algunos de ellos, muy pocos ya, habitados. Otros han sido reconvertidos en museos o salas de exposiciones de la marina. La mayoría de los faros de la costa española están estratégicamente ubicados, situándose generalmente en puntos espectaculares del litoral.

Es en el norte de España dónde más faros hay. Por ejemplo en Galicia se encuentra el faro más antiguo en funcionamiento, que es la archiconocida Torre de Hércules, que data del Siglo I D.C. y el Faro de Fisterra que cuenta con los más modernos sistemas de ayuda a la navegación y que en 2007 fue proclamado Patrimonio Europeo por la UE.

Y Asturias es la comunidad autónoma con más faros por kilómetro cuadrado, entre ellos el Faro de Peñas es famoso por ser el de más alcance. En Alicante se encuentra el Faro de Santa Pola, que tiene la peculiaridad de ser el más alejado del mar y en Almería está el Faro de Punta de la Polacra que ostenta el título del faro de mayor altitud (281 metros).


Desde siempre han dado lugar a numerosas leyendas, quizás por los lugares en los que se encuentran o por lo mágico de sus luces, y muchas veces han estado sujetos a infinidad de supersticiones. Se dice, por ejemplo, que los fareros no silbaban por miedo a atraer al diablo y a que éste provocara tormentas y tempestades. También consideraban los viernes como día desgraciado para hacerse a la mar así como señal de mal agüero, cuando llegaban aves desconocidas. Para protegerse de todas éstas cosas, colgaban herraduras en sus puertas y llenaban cubos con agua e incluso dicen que para atraer a los vientos favorables daban la vuelta a una gran piedra.

En fin, que de los faros se ha escrito mucho y lo que está claro también es que una de las cosas más bellas de este pais nuestro es que tenemos faros hasta en el pueblecito más recóndito y perdido de la costa. Yo reconozco que son una de mis debilidades y siempre que tengo la suerte de encontrarme con alguno, no me canso de admirarle y fotografiarle desde todos los ángulos posibles, porque ejercen en mí un poderoso magnetismo. Algunos de los que más me han gustado y que recuerdo ahora de entre los que he visto son estos:

Faro del Cabo de San Vicente (Portugal)

Faro de Peñiscola (Castellón)

Faro de El Rompido (Huelva)

Faro de Dover (Reino Unido)

Faro de Niza (Francia)

Y vosotros ¿cuál es el faro que más huella os ha dejado de los que habéis conocido?


Pta.Esther, supongo que el tema de hoy te inspirará bastante más que el anterior post ¿no?


Fuentes consultadas:
http://www.farodeluisu.es/
http://www.listas.veinteminutos.es/
http://www.farosdelmundo.com/


8 de septiembre de 2011


Mi amiga Esther finalmente se ha inspirado con la visión de estos faros y me ha enviado algunas preciosas poesias suyas por correo, que dejo aqui para compartirlas, de su parte:


DESTELLOS

Como al amante escondido, te veo pavonear,
estas guiñando a la luna con destellos en la mar,
reflejos de media noche que rompen la oscuridad,
guardaremos luz secreta que delate intimidad.

EL FARO

Iluminas a navíos
con peligro de tormenta,
desvelando a navegantes
proximidad con la costa.

FARO DOLIENTE

Tu luz descubrió un velero:
zozobraba en la bahía,
naufrago de una tormenta,
que bajo la luz dormía.

Tu haz, no fue lo suficiente,
ni tu sirena bastante.
No pudo seguir sendero,
la tempestad presumía,
con polizón de quimera,
el navegante moría.

Sufrido faro doliente:
...perdimos al navegante.

FAROLEANDO

Con la luna coqueteas
como sirenas con golfos;
avisas a marineros
no les seduzcan las olas.

FAROLERO

Ahí estas, erguido, desafiando al abismo,
faroleando ante el golfo tu gallardía.
Guardián pirata de noche, vigila el día
viviendo esclavo y aislado por tu cinismo.
......CASTIGADO POR NOCTÁMBULO!

HAIKUS DE FAROS

Tu luz me avisa
marca ruta al navío
faro sálvame.

Ilumíname
rescatas con tu luz
faroléame.

Mira, te veo
Faro que faroleas
veo que miras.

   
Autora: Esther Arroyo


¡Muchas gracias Esther! 

21 comentarios:

  1. Hola Nieves, conozco unos cuantos faros de nuestra extensa península y parte de las islas Baleares y Canarias. La pena es que no tengo fotos de todos pero te podría haber proporcionado unos cuantos por ejemplo; el Faro de las Islas Cíes, el Faro de Finisterre, el Faro de Entallada, de la Torre de Hercúles, el faro de Cabo de Creus, el punto más oriental de la Península Ibérica... y unos cuantos más que ahora no recuerdo.
    Buena e iluminada entrada . Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Por cierto se me olvidaba; el cabo de Creus, lugar donde se rodó la película The Light at the Edge of the World (1971) "La luz del Fin del Mundo", de Kevin Billington).

    Visita este enlace te va a gustar :D

    http://www.pedresdegirona.com/cine/Castella/luz_1.htm

    ResponderEliminar
  3. ¡Que fotos tan hermosas! He visitado casi todos los de Francia pero parece que voy a tener que visitar los de España también.

    ResponderEliminar
  4. Tengo un amigo que es farero. Ya no cuida de uno solo, sino de varios
    El Faro que más me gustó por el entorno y el mito fue el del Cabo de Buena Esperanza, en Sudáfrica.
    Desde ahí arriba estuve un rato intentando divisar el Flying dutchman...por supuesto sin resultado...

    ResponderEliminar
  5. APU, muchas gracias por ese enlace que has dejado del cabo de Creus y la pelicula que se rodó alli, está genial y gracias también por tus otras sugerencias de más faros. Por cierto, el faro de Entallada lo conocí gracias a las fotos que vi en uno de tus blogs de fotografias y que me encantaron, me pareció un faro muy original y el entorno es fantástico. Un abrazo y buen resto de semana (en Madrid somos afortunados porque el viernes tenemos fiesta local jejeje),

    ResponderEliminar
  6. Barbara, me alegro de que te hayan gustado, ya sabes, tienes que darte una vueltecita por aqui, te aseguro que verás muchos espectaculares. Un beso para ti y tu familia y que tengáis un gran fin de semana,

    ResponderEliminar
  7. Kikas, que interesante lo de tu amigo farero, supongo que deben de quedar ya muy pocos y hay que reconocer que debe de ser una profesión dura por aquello de la soledad, pero que debe de tener también su encanto, no sé lo que opinará tu amigo al respecto. Un beso y sigue disfrutando en Valencia de tus merecidas vacaciones,

    ResponderEliminar
  8. Recuerdo una anécdota, hace años, en el faro de Finisterre:
    Según bajábamos por un sendero que bordea la construcción, observamos que todos los que volvían lo hacían corriendo, unos riendo, otros con la mano en el pecho. Nos miramos con expresión de interrogación y, como no, nos apresuramos, confieso que con cierto reparo, a investigar qué podía pasar.
    De espaldas al edificio, frente a un mar bravío, precipicio a los pies, con cierto suspense, esperamos y no pasaba nada.
    De repente...., me rio yo de los truenos.
    No nos dio tiempo ni a preguntar, ni a decir, ni a nada, solo a correr como alma que sigue el diablo: ¡la sirena!, un estruendo pegado a nuestras cabezas de tal calibre y con semejante vibración, que nuestra reacción no tuvo nada que envidiar a las que nos habían precedido

    Gracias, Nieves, por publicar mis rimas. Besazos.

    ResponderEliminar
  9. Esther, gracias por tu anécdota en el Faro de Finisterre, jolín con la sirena jejejje.... Y muchas gracias tambien, por enriquecer este blog con tus estupendas aportaciones en forma de poesias. Siempre son y serán muy bienvenidas, lo sabes. Un besazo muy fuerte,

    ResponderEliminar
  10. Enhorabuena por tu exhaustivo trabajo, por mi parte sólo conozco el faro de Chipiona que es majete y el de Punta europa en Gibraltar, éste más fotogenico.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Jose Antonio, muchas gracias, me alegro de que te haya gustado y tomo nota de tu sugerencia. Un beso y apura tus vacaciones al máximo,

    ResponderEliminar
  12. Que bonitas fotos de faros!
    La verdad es que tienen algo de sugestivo y misterioso.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Lola, me alegro de que te haya gustado la selección que he hecho, la verdad es que los hay tan bonitos que es dificil elegir, y en lo de misteriosos tienes toda la razón, quizás por estar solos y silenciosos en lugares apartados de la gente. Un besazo,

    ResponderEliminar
  14. Multumim pentru selectie si articol!

    ResponderEliminar
  15. El faro de Chipiona, donde vivo, no está entre esas magníficas imágenes de faros.
    Sus destellos de luz, la luz de este faro, se ve cuando vas llegando desde Sanlúcar de Barrameda por carretera después de haber estado de viaje por dónde quiera que sea. Al ver sus primeras pasadas, se nos despierta el corazón al pensar que ya estamos llegando a casa. Me imagino que a los marinos sería ya el acabose.
    Me ha alegrado descubrir tu blog.
    Te seguiré.

    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Marius, bardzo dziękuję, cieszę podoba Ci się post! I tu mile widziani!

    ResponderEliminar
  17. Maria, bienvenida por aqui, muchas gracias por pasarte y comentar y hacerte seguidora. La verdad es que el Faro de Chipiona debe valer mucho la pena de conocer, porque tú eres ya la segunda que lo sugiere,así que ¡habrá que ir a verlo!

    Aunque ¿sabes una cosa? yo no conozco nada de la provincia de Cádiz y el año que viene he decidido que sin falta voy a ir a conocerla, porque todo el mundo me ha hablado fenomenal de ella, asi que ya de paso, aprovecharé para visitar y fotografiar el faro de Chipiona. Un abrazo y bienvenida de nuevo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El faro del fin de mundo, en el canal de Beagle es territorio argentino y queda en Argentina. Saludos.

      Eliminar
  18. Muchas gracias Skaboii por tu comentario y aclaración, dicho queda y paso a corregirlo inmediatamente. Un saludo,

    ResponderEliminar
  19. El faro de Ribadeo, esta situado en la isla Pancha, pero no esta en la provincia de La coruña, esta en la provincia de Lugo, en el limite con Asturias. un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón, dicho queda y voy a cambiarlo ahora mismo. Gracias por darte cuenta de ello y dejar el comentario. Un saludo,

      Eliminar

Bienvenido y muchas gracias por dejar tu comentario. ¡Que tengas un gran dia!

Welcome and thank you very much for taking the time to leave the gift of your comment. Have a nice day!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...