El nombre de este blog es mi pequeño homenaje a las maletas, esas compañeras fieles e imprescindibles en todos nuestros viajes y que por suerte, con el tiempo fueron evolucionando hasta llegar a tener en la actualidad unas maravillosas ruedecitas que nos permiten poder tirar de ellas (en lugar de cargarlas) y hacer nuestros viajes mucho más placenteros aún. ¡Qué bien nos hubieran venido a muchas y a muchos hace unos cuántos años!

Amigos curiosos y viajeros

domingo, 3 de febrero de 2013

Y MAHOMA FUE A LA MONTAÑA.....PERDÓN, Y FUE A CERCEDILLA, LA PEQUEÑA SUIZA MADRILEÑA, QUERÍA DECIR......



Tenía “mono" de ver la nieve tras haberme quedado con las ganas de disfrutar de ella en Madrid, después de que las predicciones de que iba a nevar en Madrid fallaran hace unos dias (realmente algo nevó pero no lo suficiente para que cuajara). Y como dicen que si Mahoma no va a la montaña, entonces la montaña debe de ir a Mahoma, en este caso decidí no esperar a que fuera la montaña la que se moviera, sino que fuera yo la que fuera a  la montaña en busca de la nieve perdida. Se lo propuse a mis amigas Carmen y Candelas y como ellas estaban tan deseosas de nieve como yo, rápidamente lo organizamos.

Uno de los lugares más cercanos de la ciudad de Madrid donde se puede disfrutar de un paisaje nevado es en el pueblo de Cercedilla, así que ese fue nuestro destino elegido.

Se puede llegar alli (lo digo para los lectores locales) en un autobus que sale del intercambiador de Moncloa (684), o bien coger el tren de cercanias C8, que es lo que nosotras hicimos. Por cierto, si se quiere subir al puerto de Cotos, merece la pena coger ya desde la misma estación de Atocha el billete que te lleve alli (16 euros ida y vuelta, a precio 2013), porque si te sacas un billete a Cercedilla y desde alli otro a Cotos el precio te saldrá más caro (seguirán siendo 16 euros ida y vuelta desde Cercedilla a Cotos más los 8 euros desde la estación de Atocha a Cercedilla ida y vuelta).

Este pueblo de la sierra está a medio camino entre Segovia y Madrid (a 56 kms de la capital), entre los puertos del León y Navacerrada, bajo el macizo de los Siete Picos, en plena sierra de Guadarrama y es llamada por algunos madrileños "la pequeña Suiza".

Está rodeado de montañas y tiene una gran belleza, con numerosos pinares como las Dehesas y las laderas del Puerto de Navacerrada. Y desde siempre las condiciones de su clima la han hecho ideal para los temas de salud. Por lo que, por todo esto, Cercedilla ha sido uno de los destinos de recreo, excursionismo y veraneo favoritos de los madrileños.



La construcción de la linea ferroviaria hacia Segovia en 1888 con parada en Cercedilla fomentó el excursionismo y el alpinismo, así como la construcción de lujosas residencias de veraneo por gente como el político José Canalejas, el científico Santiago Ramon y Cajal, los poetas Luis Rosales y Vicente Aleixandre o el pintor Joaquin Sorolla, que tuvo una hija enferma de tuberculosis y los médicos le recomendaron los sanos aires de la sierra.


En 1923 el rey Alfonso XIII inauguró el tren eléctrico de montaña que comunica Cercedilla con el puerto de Navacerrada, lugar de referencia del esquí olímpico español, donde se han forjado los campeones olímpicos Paquito y Blanca Fernández Ochoa.

escultura dedicada a Paquito Fernández Ochoa,
que fue el primer español en ganar una medalla de oro
en los Juegos Olímpicos de Invierno, por desgracia,
murió demasiado joven, a los 56 años en Cercedilla
Entre los lugares más interesantes para visitar allí están: el puente romano “El Molino” (que está muy bien conservado), el parque Pradoluengo (con un precioso jardín público), una antigua Botica (que está en una señorial casa de principios del siglo XX), la iglesia de San Sebastián (el patrón del pueblo), un antiguo lavadero del año 1945, un potro de herrar los caballo (que se conserva en muy buen estado), la estación (que es un edificio construido a finales del siglo XIX, catalogado como Patrimonio de la Comunidad de Madrid) y la Colonia de la estación (que está formada por lujosas villas construidas con la llegada del ferrocarril, dotadas de miradores, cristaleras y torreones, rodeadas de jardines).


En Cercedilla hay un Centro de Educación Ambiental donde te pueden facilitar toda la información relativa a las rutas que se pueden hacer por allí. En nuestro caso, no nos hizo falta pasarnos porque teníamos claro que el tiempo no nos iba a dar para hacer tantas cosas, pero otra vez será.

Tuvimos una gran suerte con el tiempo, porque fue un dia muy soleado y no hizo mucho frio, como hubiera sido lo previsible, así que nos dimos una vuelta por el pueblo hasta la hora de comer, puesto que teniamos la reserva para coger el tren de Cotos a las 15:35. Había un gran abanico de bares y restaurantes para elegir, tanto que  tardamos un buen rato en decidir donde hacerlo. Finalmente nos decantamos por un restaurante sencillo y casero (las 3 Jaras), donde por 10,50 euros el menú, comimos estupendamente (totalmente recomendable para quién vaya allí y no quiera gastar demasiado en el tema gastronómico).


Despues de comer volvimos dando un paseo tranquilo hacia la estación, para coger el Tren de la Naturaleza (es así como llaman al tren que te sube a Cotos y Navacerrada). Una señora del pueblo nos habia comentado que no siempre tienes asegurado el poder subir en el tren, a pesar de que hayas cogido ya el billete con la hora reservada, debido a que no quieren que aquello se llene demasiado de gente, así que ibamos con una cierta prevención esperando y deseando que no fuéramos a tener precisamente nosotras la mala suerte de que no poder subir después de haber llegado hasta allí. Pero, afortunadamente, no tuvimos ninguna incidencia y subimos al tren sin problemas (no les pasó lo mismo a otras cuantas personas que no habían reservado desde Madrid).




El viaje en ese tren fue una experiencia preciosa, el trayecto duraba unos 40 minutos y fue una maravilla poder contemplar el paisaje que se nos ofrecía a ambos lados de las vias. En ocasiones ibamos bordeando precipicios y barrancos, y la máquina, aunque quejosa y renqueante, iba a una gran velocidad. El tren hizo una parada en el puerto de Navacerrada, que es el punto más alto del municipio (a unos 2.000 metros de altitud) y allí fue donde se empezó a esquiar a mediados del siglo XIX y se construyó una de las primeras estaciones de esqui de España. La siguiente y última parada era ya el puerto de  Cotos.





Cotos separa justo las provincias de Madrid y Segovia y se llama asi por los pequeños postes de piedra (llamados cotos), que habia hasta el siglo XX para indicar el camino que lo atravesaba cuando la nieve lo cubría. Este lugar parece que se hizo famoso por asentarse en él un destacamento republicano durante la Guerra Civil Española.



En Cotos no hay muchos edificios que digamos (hay muchos más en el puerto de Navacerrada), hay un establecimiento de alquiler de esquies y trineos, una cafeteria, el Centro de Información del Parque Natural de Peñalara, el edificio del Club Alpino Español y el restaurante Venta Marcelino, que está alli desde 1924 y tiene su especialidad en setas, judiones y chuletones (por cierto y para información de los aficionados al buen comer).


Remontándonos en el tiempo, parece que para este puerto de Cotos hubo en su dia planes muy ambiciosos de que se convirtiera en una gran estación internacional de esqui, y también para descongestionar la vecina y masificada estación del puerto de Navacerrada, pero después de algunos años la estación de Valcotos se cerró definitivamente en 1988 por diversos problemas (ecologistas y de otro tipo). El caso es que hoy en dia es un lugar de ocio donde va cantidad de gente todos los fines de semana a disfrutar de la nieve. Vamos, que si esto era una estación de esqui, ahora es un lugar masificado lleno de “domingueros” (y me incluyo a mi y mis amigas).

Estuvimos un par de horas por alli, paseando, tirándonos bolas de nieve (aunque estaba bastante dura) y haciendo fotos (como fácilmente se puede comprobar jejeje), después nos tomamos un café con un bizcocho casero en la cafeteria de la estación y esperamos allí calentitas la llegada del tren de vuelta a Cercedilla, mientras otras personas intentaban cambiarse sus ropas mojadas, dejando algunas prendas en los radiadores que había alli, al lado de dos grandes chimeneas que no estaban encendidas (¡lástima! porque un dia de nieve no es lo mismo sin una chimenea chisporroteando a la que acercar tus manos ateridas por el frio….. si, ya sé que he visto demasiadas pelis donde los protas se alojan en acogedores y calentitos refugios de montaña jejeje…..).











Ya en el trayecto de vuelta entablamos conversación con Emma, una simpática chica irlandesa que había ido allí sola e incluso se había atrevido a subir a la laguna de Peñalara y hacer alguna ruta hasta la cima, sin estar especialmente equipada ni preparada, cosa que admiramos, y charlando, charlando (Emma nos contó que era profe de un colegio bilingüe de Madrid), llegamos a la estación de Atocha, después de haber pasado un dia de lo más sano y entretenido, en el cuál habíamos, por fin, satisfecho plenamente nuestro deseo y nuestra ilusión de ver la nieve muy de cerca.


(Si pincháis sobre las fotos podréis verlas a mayor tamaño)


Domingo 14 de julio de 2013


Hoy he descubierto un nuevo blog viajero, que me ha gustado y en el que curiosamente he visto que su autora, Alejandra, había escrito también una entrada sobre este mismo recorrido que hice yo a Cercedilla, aunque ella hizo el recorrido en verano, así que hemos pensado (bueno, la idea fue de ella, pero a mi me ha parecido estupenda y rápidamente la he compartido) que sería interesante y más enriquecedor para nuestras entradas respectivas incluir un enlace a la entrada escrita por la otra. Y esta es la entrada de Alejandra, cuyo blog se llama "Viajar, cueste lo que cueste" (no está nada mal el título ¿verdad?) y su entrada se titula "En tren desde Cercedilla al puerto de Navacerrada".

24 comentarios:

  1. Es un magnifico reportaje de esa zona de la sierra madrileña, acompañado de unas estupendas fotografías.
    He estado en varias ocasiones por esos lugares, pero sería incapaz de hacer un relato tan autentico y minucioso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias H. Fraile, eres muy amable. Otro abrazo muy fuerte para ti y que tengas una feliz semana,

      Eliminar
  2. Eres una guía excelente. Has hecho un itinerario estupendo; además las fotos que incluyes son chulísimas. ¡¡ Cuanto disfrutaste en la nieve¡¡ ,jajaja, si somos como niños. Felicidades por tus post, me gusta mucho tu manera de escribir.
    Otra cosita, te agradezco que en tu lista de blog recomendados, hayas puesto " me chifla el cine"; es mi niño recién nacido con sólo 3 meses, jajajaja. Es de agradecer que una veterana como tú se fije en los principiantes. Un abrazo de una cinéfila

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mercedes, la verdad es que no me importaria nada ser una guia de viajes de verdad, porque disfrutaría mucho de mi trabajo jejeje...... Y en cuanto a tu blog, a mi también me encanta el cine, aunque no voy tanto como me gustaría, así que al menos a través de lo que tú nos cuentes estaré más al dia. Y en cuanto a apoyar a los nuevos blogueros, creo que es algo que a todos nos gusta cuando empezamos, porque los comienzos siempre son complicados, pero si sigo a alguien es porque me gusta y ese blog vale realmente la pena, como es tu caso. Otro abrazo muy fuerte para ti,

      Eliminar
  3. ¡Qué recuerdos! desde Cercedilla hace siglos(literalmente) que no subo, desde tiempos de Franco lo menos, cuando era chaval, ahora subo por la otra vertiente, pues Alameda es lindera de Rascafría, pero te alabo el gusto, ir por allí es fenomenal, vuelve en primavera o verano y atrevete a ir a la laguna, es un paseo de una hora y merece muy mucho la pena.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues fijate Jose Antonio, si quieres que te diga la verdad, yo no estoy demasiado segura de haber estado incluso anteriormente, en Cotos, en Navacerrada, en cambio, si recuerdo haber ido varias veces, pero la última vez creo que fue hace algo asi como ¡12 años! ¡como pasa el tiempo xD (como dirían mis sobrinos jejeje)! Y lo de ir en primavera o verano si que me lo apunto y te haré caso, porque debe de ser una maravilla también. Un besazo,

      Eliminar
  4. Me alegro que hayáis disfrutado tanto y te felicito por tu reportaje.
    Yo no he llegado a conocer estos lugares aunque he estado cerca. Si algún día visito Cercedilla, me acordaré de ti.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ana, espero que tú tengas la ocasión de ir algún dia y disfrutarlo también. Un besote,

      Eliminar
  5. I'm so happy you finally got to see the snow, and I loved the pictures and history of the town!

    ResponderEliminar
  6. Thank you Barbara, yes, finally I did it and I am so happy jejeje!

    ResponderEliminar
  7. LA MADRILEÑA4/2/13 21:43

    Que maravilla, no hace falta ir a formigal o a otros lugares para esquiar y ver la nieve, tenemos tan cerca nuestra sierra como la llaman "la pequeña Suiza" o algo parecido.
    El paisaje de Cercedilla estaba fantástico, una nieve tan espesa y el sol tan brillante, hacen del lugar una maravilla.

    Dentro de unas semanas, seguro que me animo a ir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no MADRILEÑA, tenemos la nieve bien cerquita y a veces no nos aprovechamos o no nos acordamos de ello. Yo te animo a ir y si vas, ya me contarás. Un besote,

      Eliminar
  8. Hola Nieves.
    Yo no tengo que salir de BCN para ver la nieve, aquí es muy raro que se vistan las calles de blanco al estar al nivel de mar pero basta con subir a lo alto de una montaña que tengo a diez minutos y a lo lejos veo la nieve del Montseny que está relativamente cerca de Barcelona a una hora en coche. Ver la veo... Ir hasta allí ya es otra cosa je,je,je Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tú eres más afortunado todavia Apu, que suerte poder verla, aunque sea de lejos ¿te imaginas tener esas vistas desde tu propia casa? debe de ser una auténtica maravilla. Un beso con mucha nieve,

      Eliminar
  9. ola yo soy de españa las islas canarias y yo nunca e visto cosas tan bellas k habras vivido ..pero yo venia a ki para darte un saludo desde lanzarote

    ResponderEliminar
  10. ola nieves cuando visite sta pagina m dige a mi misma k lo veria todos lodias k pudiera por k sta genial por como lo hicistes y de k cuentas los viajes y mas..saludos desde españa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida por aqui Odette, muchas gracias por dejar tus comentarios y por hacerte seguidora, me alegro mucho de que te haya gustado mi blog y ya sabes que siempre que quieras visitarlo serás muy bien venida. Por cierto, yo también soy española, nací y vivo en Madrid. Un abrazo muy fuerte para ti y para tu hermosa tierra canaria,

      Eliminar
  11. ¡Hola Nieves, muy buenas tardes!

    Tengo una sorpresa para ti que espero que te guste.
    Mi nueva estrada va dedicada a vosotros, mis queridos seguidores, y no podía olvidarme de ti, así que aquí te dejo la carta que he escrito desde el corazón para que la disfrutes, ¿ok?
    http://insolitadimension.blogspot.com.es/2013/02/carta-de-agradecimiento.html

    Un fuerte abrazo desde Málaga y que tengas un buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Melodie me pasaré por alli tan pronto como pueda. Un abrazo muy fuerte para ti y feliz domingo,

      Eliminar
  12. hermoso si me permites voy a enlazarlo con el mio y ahora volvere a editar el final, será mi primer enlace pues mi blog es nuevo y esta parte la inicio contigo.- Gracias por las fotos que has tomado, como dije al final en enero volveremos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ale, bienvenida por aqui y me parece estupenda tu idea, así que te la copio y yo voy a hacer lo mismo, porque seguro que resulta muy enriquecedor para la gente, tener una doble visión del lugar, en verano y en invierno. Un saludito y gracias a ti por venir,

      Eliminar
    2. ay gracias recien leo tus palabras y me das una caricia para terminar esta semana. estamos en contacto .-

      Eliminar
    3. Gracias a ti Alejandra y estoy encantada de conocerte a ti y a tu blog. Un abrazo,

      Eliminar

Bienvenido y muchas gracias por dejar tu comentario. ¡Que tengas un gran dia!

Welcome and thank you very much for taking the time to leave the gift of your comment. Have a nice day!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...