El nombre de este blog es mi pequeño homenaje a las maletas, esas compañeras fieles e imprescindibles en todos nuestros viajes y que por suerte, con el tiempo fueron evolucionando hasta llegar a tener en la actualidad unas maravillosas ruedecitas que nos permiten poder tirar de ellas (en lugar de cargarlas) y hacer nuestros viajes mucho más placenteros aún. ¡Qué bien nos hubieran venido a muchas y a muchos hace unos cuántos años!

Amigos curiosos y viajeros

domingo, 22 de octubre de 2017

RECORRIENDO LA RIOJA


Desde siempre me ha gustado mucho viajar al extranjero, por mi gran curiosidad por conocer otras culturas, costumbres y gente diferente a la que tienes habitualmente cerca de ti. Pero en los últimos tiempos estoy en una etapa en la que después de conocer un buen puñado de paises también me apetece mucho explorar y conocer más a fondo mi propio pais. Porque aunque a estas alturas de mi vida, conozco bastantes lugares, aún me quedan muchos sitios, pueblos, playas y zonas por recorrer. Y una de esas zonas de las que no conocía absolutamente nada era La Rioja, una palabra que automáticamente asocias a un tipo de vino con denominación de origen, pero que después de este viaje he visto que tiene mucho más que eso.

Para conocer esta zona elegí hacer un viaje organizado acompañada de varias de mis amigas, que tampoco habían estado nunca allí. Fue una ruta muy completa, en la que conocimos muchos lugares: Elciego, Laguardia, Briñas, Abalos, Santo Domingo de la Calzada, Ezcaray, Arnedo, Briones, Haro, Museo de Valvanera, Nájera, Calahorra, Alfaro y Logroño. Pero como siempre suele ocurrir en cualquier viaje, no todos esos lugares me dejaron la misma huella…..

LAGUARDIA y ELCIEGO son realmente parte de la Rioja Alavesa y eso lo podías apreciar en los carteles en euskera que había por todas partes. Laguardia es un precioso pueblo medieval, lleno de edificios barrocos y renacentistas. Uno de sus monumentos más famosos es la iglesia de Santa Maria de los Reyes, con su (dicen) espectacular pórtico, que conserva una policromía intacta del siglo XVII y digo “dicen” porque tuvimos la mala suerte de pillarlo cerrado.





Tiene plazas muy bonitas y con mucho encanto. Como la plaza del Gaitero y los 2 conjuntos de esculturas con maletas y zapatos, obras de Koko Rico, en homenaje a los viajes y viajeros.

En su plaza Mayor llegamos a tiempo de ver las 3 figuras del carrillón que hay alli, dominando la plaza y bailando en una recreación de los bailes de los gaiteros en sus pasacalles.

Cerca de Laguardia está Elciego, localidad famosa porque en ella están las coloridas y vistosas bodegas del Marques del Riscal, con un hotel diseñado por el arquitecto Frank Gehry, el mismo del museo Guggenheim de Bilbao.




En Elciego me llamaron la atención los girasoles que habia encima de muchas puertas, que luego nos explicó nuestro guia que no eran realmente girasoles sino un tipo de cardos, llamado eguzkilore en la mitologia vasca, y que según la tradición, sirve para ahuyentar los malos espiritus.

En Briñas hay muchas casas palaciegas y solariegas de los siglos XVI y XVII con grandes escudos sobre sus fachadas. Su casco histórico está muy bien conservado y destaca en ella la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Otro lugar destacable es el Mirador del Rollo, que ofrece unas preciosas vistas sobre el pueblo, los campos de vides y el rio Ebro. Hay un crucero también del siglo XIV, que está al lado del Humilladero del pueblo.




En San Vicente de Sonsierra (en la Rioja Alta)  destacan también sus maravillosas vistas sobre el rio Ebro, y la Basílica romana de Santa Maria de la Piscina (si! Piscina!) del siglo XI. En esta localidad son famosos los Picaos de Semana Santa, que son simple y llanamente, flagelaciones públicas, los sufridos picaos se azotan con un látigo de cuerdas de algodón y después les pinchan la espalda con vidrios para que salga la sangre (tradiciones bastante salvajes, en mi opinión, que parece mentira que sigan dándose….).


En Santo Domingo de la Calzada destaca su catedral de estilo románico, gótico y barroco. Profundamente marcado por el Camino de Santiago, es un lugar de paso de los peregrinos y un entramado de calles medievales, en el que hay un antiguo hospital de Peregrinos. De hecho, la ciudad nació y creció a partir de ese antiguo hospital que fundó el santo que diò nombre a la ciudad en el siglo XII, y de un puente sobre el rio Oja que se construyó para facilitar el paso de esos peregrinos.






Dentro de su catedral es muy curioso contemplar un gallo y una gallina vivos, que se cambian cada 15 dias. Y el origen de esta tradición está en una famosa leyenda del Camino y de la Rioja, que dice que cantó una gallina después de asada. Leyenda que dice así:

“Un matrimonio alemán y su joven hijo, Hugonell, se dirigen en peregrinación a Compostela. Al llegar a Santo Domingo se hospedan en un mesón. La hija del posadero se enamora del joven, pero al no ser correspondida decide vengarse ocultando una copa de plata en el equipaje del joven. Cuando éste abandona la ciudad la muchacha denuncia el robo. Al ser capturado, se encuentra la copa entre sus pertenencias por lo que es acusado de robo y condenado a la horca.

Al día siguiente, sus padres, antes de emprender el viaje, van a ver el cuerpo de su hijo, quien sorprendentemente estaba vivo y les dice: “El bienaventurado Santo Domingo de la Calzada me ha conservado la vida contra el riguroso cordel… dad cuenta de este prodigio”. Los padres acuden a contar el suceso al corregidor de la ciudad, pero éste, escéptico, comenta que el joven está tan vivo como el gallo y la gallina asados que se dispone a comer. Al instante las aves recuperan las plumas y la vida, dando fe del portentoso milagro”.

Haciendo algunas fotos por sus calles me encontré con una peregrina a la que saludé y me contó que estaba bastante cansada y curiosamente volví a encontrármela en los servicios del Parador cuando las dos coincidimos al ir a refrescarnos al mismo tiempo. Alli se explayó un poco más y me contó que llevaba 4 días de peregrinaje y que de allí ya se iba para Burgos donde acabaría ya su viaje.

Ezcaray es un bonito y muy pintoresco pueblo, famoso por su estación de esqui. Tiene una rica industria textil y buena prueba de ello son sus tiendas con productos de mantas de mohair y según nos contaron, suministran a ZARA HOME y a LOEWE. Hay mucho turismo rural por esa zona. Y la verdad es que sus soportales y sus casas porticadas le dan un aire muy atractivo. Su iglesia de Santa Maria la Mayor es un claro ejemplo de templo-fortaleza.




En Briones destaca su preciosa iglesia de Nuestra Señora de la Asunción (llamada igual que otra en Briñas), de estilo gótico isabelino y renacentista. Esta iglesia es una de las maravillas arquitectónicas de la Rioja, su retablo mayor es la obra clasicista más monumental de toda la Rioja. Y pagando solo 1 euro puedes disfrutar del encendido de las luces, que hace aún más bonita la iglesia, y del sonido del órgano original.




Es también muy interesante la visita al Museo Etnográfico, situado en la Casa Encantada, que expone con multitud de objetos la historia de la Rioja. El Palacio del marques de San Nicolás es la sede del Ayuntamiento.

Y aquí en Briones está también la famosa Bodega-Museo Dinastia Vivanco de la Cultura del Vino, que dicen que es una visita obligada cuando vas a la Rioja pero que nosotros no vimos, porque no estaba incluido en nuestro recorrido, pero que me lo apunto, sin duda, para una próxima visita por alli.

Y como curiosidad para los teléfilos, la serie española GRAN RESERVA se rodó allí.

De Haro dicen que es un museo al aire libre por la gran cantidad de esculturas, de distintos estilos, que hay por sus calles. Aunque todas ellas tienen un tema en común: los oficios y el mundo del vino.



Otros monumentos para destacar alli: el Palacio de los Condes de Haro, de estilo renacentista y barroco, y la Basílica Nuestra Señora de la Vega, en honor a la Virgen de la Vega, patrona de Haro.

Una de las cosas que más me gustaron de nuestro recorrido fue la visita al Monasterio de Valvanera, por el espectacular entorno en el que está enclavado.  No tenían mal gusto los monjes benedictinos que lo eligieron para establecerse alli…. El nombre de Valvanera significa, por cierto, “valle de los manantiales”.


También visitamos otro precioso monasterio, el de Santa Maria la Real, de Nájera. Esta localidad es un paso del Camino de Santiago por la Rioja y dicen que es uno de los lugares en el que los peregrinos sacan más fotos debido a su atractivo paisaje. En Nájera hay también una farmacia muy antigua, que está muy bien conservada.



Calahorra es la segunda ciudad más importante de la Rioja y tiene una importante catedral, aunque yo me sigo quedando con su Museo de Verduras, como algo que me dejó huella, quizás porque a esas alturas del viaje, ya estábamos un poco saturadas de iglesias, colegiatas, basílicas, catedrales y concatedrales…. Jejejej…..



Aunque de nuestro paso por Calahorra, me quedo con su original e interesante Museo de la Verdura, en él se pueden ver trajes hechos con toda clase de semillas y verduras. Son realmente muy llamativos y asombra ver el gran y minucioso trabajo de los que los han realizado.

En el pueblo de Alfaro lo más destacable es su Colegiata de San Miguel, sobre la que se haya la mayor concentración de cigueñas en un solo edificio de toda Europa. Yo tengo que reconocer que nunca las había visto tan cerca, ni tantas juntas en un mismo sitio.



Logroño, la capital de la Rioja, bien merece un capitulo aparte. No esperaba mucho de ella y la verdad es que me sorprendió muy agradablemente. Y de hecho, pocos dias después de volver a Madrid, leí en un artículo en la prensa, que había sido elegida recientemente como la primera ciudad de España con mayor calidad de vida, y aunque estas cosas son muy subjetivas y relativas, pues cada uno suele contar como le va en la feria…. en esta ocasión puedo entender que si no estar la primera de la lista, si merece estar entre las primeras por muchas razones, aunque podría resumirlo en 3: se come bien, se bebe mejor y se camina de maravilla por ella.

Es realmente una ciudad muy agradable para pasear por su casco viejo y pararse en alguna de sus animadas terrazas, por ejemplo, alrededor de la Concatedral de Santa Maria la Redonda (que por cierto, ni es redonda, ni sus 2 torres son idénticas, como la gente cree). Y otra curiosidad de ella es que alberga un cuadro de Miguel Angel (La Crucifixión), así como los sepulcros del general Esparteros y su mujer Jacinta, que eran de alli. Y por cierto, en una de las fachadas de la iglesia de Santiago, hay una escultura de este famoso general con su no menos famoso caballo, que deja muy a las claras, que los “atributos” de su caballo eran totalmente ciertos y merecidos jejejeje…..







También dicen de Logroño que es una de las ciudades con más comercios de España y que en ellos puedes encontrar de todo, aunque nosotras no tuvimos ocasión de comprobarlo, por falta de tiempo. Aunque mi autoregalo souvenir de la Rioja fueron unas sandalias de la marca Callaghan, cuya fábrica fuimos a visitar en el pueblo de Arnedo.

Y por supuesto, recorrer y entrar en los múltiples bares que hay en sus calles Laurel (a la que llaman la Senda de los Elefantes), San Juan, etc. En cada uno de sus bares hay una especialidad de pincho y tapa: sepia, migas, champiñones, orejas, gambas, pulpo, croquetas…. Cientos de ellas…..y todas muy cerca y muy a mano…..




Otra de las cosas que más me gustó de Logroño fue una visita que hicimos de forma particular, al margen de nuestro viaje contratado, ya que a la agencia no se le ocurrió incluir una visita a alguna bodega. Algo bastante increible en un viaje por la Rioja, digo yo….. Pero el caso es que vi por internet que habia unas bodegas muy cercanas a nuestro hotel y decidí llamar y reservar una visita en nuestra última tarde libre en Logroño. Estas bodegas se llaman FRANCO ESPAÑOLAS. Y francamente, fue una de las mejores cosas de nuestro viaje. Andrea, nuestra guia, nos contó un montón de cosas sobre el vino muy interesantes, como que no es cierto el tópico de que el vino tinto es mejor que el blanco o el rosado. O sobre la diferencia entre los vinos de crianza, reserva y gran reserva (1-1, 1-2 y 2-3 de años de antigüedad en barrica y en botella). O como distinguirlos según su color, aroma y sabor. Y como broche final de nuestra visita nos invitaron a una mini cata con 2 copas de vino, acompañadas con un chorizo y salchichón (y una mezcla de ambos, hecha por ellos y llamada salchichori) exquisitos para maridar. Aún se me hace la boca agua recordándolo….




Al salir de las bodegas visitamos el Museo de las Ciencias, que está instalado en el antiguo matadero y después dimos un paseo por la orilla del rio Ebro, una zona de ocio muy agradable, con sus varios puentes que cruzan Logroño de uno a otro lado, aunque los más interesantes son el Puente de Hierro y el Puente de Piedra.



Por cierto, el hotel Murrieta, en el que estuvimos alojadas durante todo el viaje, es absolutamente recomendable, por su calidad, por su servicio y por su excelente ubicación, al lado del casco histórico y de sus calles más emblemáticas.

En resumen, otra zona más de España conocida y recorrida, y como siempre, interesante y recomendable. Porque tenemos un pais tan rico, que vayas a la zona que vayas, siempre te sorprenderás con un montón de cosas nuevas y maravillosas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido y muchas gracias por dejar tu comentario. ¡Que tengas un gran dia!

Welcome and thank you very much for taking the time to leave the gift of your comment. Have a nice day!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...