El nombre de este blog es mi pequeño homenaje a las maletas, esas compañeras fieles e imprescindibles en todos nuestros viajes y que por suerte, con el tiempo fueron evolucionando hasta llegar a tener en la actualidad unas maravillosas ruedecitas que nos permiten poder tirar de ellas (en lugar de cargarlas) y hacer nuestros viajes mucho más placenteros aún. ¡Qué bien nos hubieran venido a muchas y a muchos hace unos cuántos años!

Amigos curiosos y viajeros

viernes, 25 de noviembre de 2011

EL PARQUE DEL OESTE, UN VERTEDERO CONVERTIDO EN UN PARQUE HISTÓRICO


¿Quién diria que este parque fue en su origen un vertedero? Pues antes de que los madrileños pudiéramos tener la suerte de disfrutar de este pequeño pulmón verde, lo fue.

El Parque del Oeste es uno de los espacios verdes más importantes de Madrid y en mi opinión, es uno de los parques más bonitos que tiene esta ciudad. Nació por iniciativa del alcalde de Madrid, Alberto Aguilera, quién en el año 1906 pidió al paisajista Cecilio Rodríguez el trazado de un lugar para el paseo y descanso de los madrileños.

El parque tiene carácter monumental y paisajista, con un trazado general de jardín inglés, con fuertes desniveles y caminos curvilíneos de inspiración naturalista y el desarrollo de extensas praderas verdes que, salpicadas de diferentes especies de árboles y arbustos, pretende, de alguna forma, ser el reflejo de la propia naturaleza. Su superficie de 98,6 hectáreas está poblada por una gran variedad de coníferas, cedros del Líbano, chopos, tilos, hayas y ginkgos bilobas y precisamente para ver los ginkgos en otoño estuve hace unos dias haciendo fotos alli con mi amiga Raquel, que me habia hablado de la belleza de estos árboles en esta época del año. Este árbol es único en el mundo y procede de China, su nombre original en chino significa “albaricoque plateado”. Sus hojas tienen una curiosa forma de abanico, con una abertura en la mitad. Parece ser que tiene propiedades medicinales y como curiosidad os diré que después de la bomba atómica de Hiroshima, fue uno de los pocos árboles que quedó en pie en las cercanías del epicentro, por lo que se lo conoce como portador de esperanza. Y después de verlo, puedo dar fe de que Raquel tenía toda la razón y el ginkgo es un árbol realmente espectacular.

Este parque, situado en la cornisa oeste de la ciudad, entre el barrio de Argüelles y la linea férrea que parte de la estación de Príncipe Pío, es el primer parque público creado como tal en la Villa de Madrid. El autor del proyecto de este parque fue el Director de Jardines y Plantíos del Ayuntamiento, el ingeniero agrónomo Celedonio Rodrigáñez Vallejo, quien dirigió las obras hasta su jubilación en 1910, sucediéndole después el Jardinero Mayor del Ayuntamiento, Cecilio Rodríguez, ayudante de aquél. En 1985 se le otorgó el carácter de Parque Histórico.

El espacio cuenta con lugares tan singulares como la Rosaleda, la Escuela Nacional de Cerámica, el exótico Templo de Debod y el Teleférico, que te traslada al gran pulmón verde de Madrid, por excelencia, la Casa de Campo. En un principio sólo tenia el eje principal del parque y un paseo de coches (el actual paseo de Camoens), pero después su trazado continuaría por el paseo del pintor rosales hasta el Cuartel de la Montaña, actual Templo de Debod (siglo 4º AC).

Para los más curiosos, contaré brevemente su historia, ya que creo que es muy interesante: este templo egipcio fue trasladado a España, después de ser salvado de desaparecer bajos las aguas de la Presa de Assuán, que por aquel entonces se estaba construyendo, en 1959. Esto hizo que se creara un enorme lago artificial de más de 500 kilómetros de longitud (el actual Lago Naser) que haría que los monumentos de la zona quedaran bajo el agua. Por esta razón, la UNESCO hizo un llamamiento internacional a sus países miembros para evitar que dichas joyas arqueológicas se perdieran para siempre. España participó activamente en esta campaña de salvamento mediante una misión arqueológica dirigida por el profesor Martín Almagro Bash, y en agradecimiento, el 28 de octubre de 1968 el gobierno egipcio donó el llamado templo de Debod al Gobierno español. En 1970, el templo, desmontado y embalado en cajas, partió del puerto de Alejandría rumbo a Valencia, donde llegó el 18 de abril de ese mismo año. El Gobierno español dispuso que el templo fuera reconstruido en Madrid, eligiendo para ello el solar del antiguo Cuartel de la Montaña, construido en 1860 y que había quedado totalmente destruido durante la Guerra Civil. Característico templo de la Baja Nubia, fue construido en el siglo II antes de Cristo por Adijalamani, rey de Meroe (Sudán), en honor de los dioses Amón e Isis.



Y volviendo de nuevo al Parque, durante la Guerra Civil Española fue uno de los lugares donde luchaban nacionales y republicanos, alli se abrieron trincheras y se construyeron búnkers que todavía hoy se pueden ver en su extremo norte, las bombas, la metralla y los incendios arrasaron la plantación, alteraron la topografía y destruyeron varios monumentos y edificaciones. Una vez acabada la guerra fue cuando Cecilio Rodríguez se encargó de su reconstrucción, que duró hasta finales de los años cuarenta.

Y otro triste episodio relacionado con este parque es que fue la tumba de los fusilados en Madrid el 3 de mayo de 1808, en la guerra de la Independencia contra los franceses.

Actualmente, sin embargo, la única sensación que te embarga cuando paseas por él es de paz y serenidad, es un auténtico oasis en medio del asfalto. Y para quién no lo conozca y no lo haya visitado nunca, esta es una época estupenda para hacerlo y para que podáis comprobarlo, dejo algunas fotos de las que hice el otro dia.











 
cuando visioné en la cámara esta y otras fotos que hice del mismo lugar,
 vi una cara en la parte superior, que Raquel y yo
 asociamos con personajes célebres.......
¿Erasmus de Rotterdam o Juan Calvino?
¿o quizás algún morador del antiguo cementerio que había allí?.......

¡FELIZ Y OTOÑAL FINDE!



17 comentarios:

  1. A buscar el gingko ese fui en una ocasión con mi primera novia que estudiaba Ciencias Biológicas. Entonces se escribía Gingko biloba (las dos con b) pero supongo que habrá cambiado con la última reforma del castellano.;-)

    Saludos, acabo de descubrir tu diario y me parece muy interesante. Te seguiré.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Nieves! Gracias por la información sobre ese increíble cuadro de la portada, ¡Steve Hanks! ¡Una maravilla. Leí tu comentario en mi blog, gracias por la visita. Me ha hechizado, tan evocador. Creo que podría escribir uno de mis micro-relatos a partir de ese lienzo, es tan sugerente... Un saludo amiga y que pases buen día, siempre serás bienvenida en el recinto de puertas abiertas de mis blogs.

    ResponderEliminar
  3. Unas instantáneas otoñales excepcionales.Me encanta este parque, muy bohemio y para mi único. Solemos dar algún que otro paseo, muy de vez en cuando, mi chica y to pero hace muchísimo tiempo que no vamos. Es una de las zonas que mas me gustan de Madrid. Gracias por tan completito articulo, me gusto mucho tu referencia al templo de Debod, siempre me ha fascinado. Un abrazo. P.D. me gusta tu nueva foto de perfil.

    ResponderEliminar
  4. Como ya te he dicho, es Mi Parque...cuidado con venir a apropiároslo
    ¡La de paseos y carreras que me he dado por ahí!

    ResponderEliminar
  5. Fuego negro, bienvenido por aqui en primer lugar, me alegro de que te haya gustado mi rincón bloguero. Y respecto a lo que dices del ginkgo biloba, efectivamente se sigue escribiendo tal y como recuerdas de cuando lo visitabas con tu primera novia, gracias por hacermelo notar, es que las prisas al teclear y el tener un teclado con teclas tan gastadas que ni tiene ya algunas letras (un dia de estos tengo que sacar tiempo para comprarme otro), hizo que cambiara la palabra jejeje, pero como ves, ya está rectificada. Muchas gracias y un saludo de bienvenida por aqui, me pasaré también a ver el tuyo lo antes que pueda,

    ResponderEliminar
  6. Hola Victor, me alegro de haber satisfecho tu curiosidad, sería genial leer algún relato tuyo basado en este cuadro de Steve Hanks, incluso podria colgarlo también en mi blog. Un abrazo para ti y gracias por abrirme las puertas de tus blogs,

    ResponderEliminar
  7. Sheol, pues si hace tiempo que no vas por alli, ahora es un momento estupendo para pasear con tu chica y ver los bonitos colores que nos ofrece el otoño. ¡Ah! la foto nueva del perfil me la hizo mi amiga precisamente en este parque el otro dia. Un abrazo y disfruta al máximo de tu fin de semana (que el lunes ya sabes que tienes que currar jejeje, ¡por fin!),

    ResponderEliminar
  8. Kikas, no seas tan posesivo con tu Parque, que las cosas buenas de la vida hay que compartirlas ¿vale? jejeje. Disfruta de tu finde,

    ResponderEliminar
  9. Nieves, tal y como comentas sobre la guerra civil. Antes de que construyeran el Templo de Debot, se conocía como el Cuartel de la Montaña, en mi niñez, muchas tardes con mi familia, nos juntábamos con amigos ya que nuestros padres, jugaban a la petanca, estaban federados. Los niños jugabamos, había en la entrada una casa con guardeses, un tíovivo, una ancianita con una cesta vendiendo caramelos y a veces pasaba el barquillero. Al fondo el frontón y un quiosco de refrescos.
    Por cierto, al anochecer los bancos de piedra eran frecuentados por parejitas enamoradas que si se aproximaban más de lo "bien visto", en aquella época, los guardas les llamaban al orden. El farolero, encendía los faroles con una vara larga a paso ligero antes de ser de noche.
    Cuantos recuerdos. Besotes.

    ResponderEliminar
  10. Por cierto, Kikas, con mis respetos, si entrenabas allí, quiere decir que por derecho me pertenece a mí ya que antes de mis primeros pasos ya me paseaban por esa maravilla.

    Bueno, se puede compartir, ya que hay sitio para todos. Saludos.

    ResponderEliminar
  11. LA MADRILEÑA27/11/11 13:09

    Sobre el templo de debod, no tenia ni idea de donde era su procedencia, pero ahora que lo he leído en tú blog, que interesante la historia.
    Qué fotografías más estupendas,originales y contrastes de colores, desde luego el otoño es genial por sus diferentes coloridos.
    El parque espero que se siga conservando así tan bien, porque pasear por ese lugar, es cierto da una paz interior y también, tranquilidad y serenidad y,para pensar y reflexionar nuestras cosas.
    Nieves gracias a tí, cuantas cosas nuevas estoy aprendiendo.

    ResponderEliminar
  12. Una interesante entrada que me trae a la memoria mis tiempos de Madrid.
    Tuve la suerte de actuar en el Templo de Debod y fue impresionante.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Parece que coincidimos en los ginkgos, son una especie que resiste en la Tierra desde el Cámbrico y el Jurásico, un fósil viviente, preciosos en otoño, lo que no sé, pues hace tiempo que no voy por allí, si se respeta algo más que antaño, con trafico de blancas y meriendas campestres de inmigrantes sin respetar el entorno, una pena.
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Esther, muchas gracias por compartir aqui tus recuerdos, tan bellos y descriptivos, sobre tu niñez en este parque. Un beso amiga,

    ResponderEliminar
  15. MADRILEÑA, me alegro de que hayas aprendido cosas nuevas sobre este parque y de que te hayan gustado las fotografias, y muchas gracias a ti por ser una seguidora tan constante y entusiasta. Un beso muy fuerte y que tengas una gran semana,

    ResponderEliminar
  16. Hola Lola, yo creo que el Templo de Debod es uno de los rincones más impresionantes de Madrid, a cualquier hora del dia es una maravilla pasar por alli, yo suelo ir muchos veranos alli a ver alguna actuación de los Veranos de la Villa y es una verdadera gozada ver algún espectáculo en ese entorno tan mágico y en una noche estrellada de verano. Un beso y feliz comienzo de semana,

    ResponderEliminar
  17. Jose Antonio, se ve que nos hemos sentido nostálgicos, sacando la vena otoñal y fotográfica casi al mismo tiempo jejeje, pero es que Madrid en otoño se ve muy favorecida ¿verdad?

    En cuanto al ginkgo para mi ha sido un maravilloso descubrimiento (consciente, claro, ya que lo habia visto pero no sabia nada de él ni de sus caracteristicas) y es increible que este árbol se mantenga desde el Jurásico.

    Y respecto a sus visitantes, la verdad es que la tarde que estuvimos nosotras estaba bastante tranquilo y vacio, quizás porque el tiempo no acompañaba demasiado. Un beso,

    ResponderEliminar

Bienvenido y muchas gracias por dejar tu comentario. ¡Que tengas un gran dia!

Welcome and thank you very much for taking the time to leave the gift of your comment. Have a nice day!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...