El nombre de este blog es mi pequeño homenaje a las maletas, esas compañeras fieles e imprescindibles en todos nuestros viajes y que por suerte, con el tiempo fueron evolucionando hasta llegar a tener en la actualidad unas maravillosas ruedecitas que nos permiten poder tirar de ellas (en lugar de cargarlas) y hacer nuestros viajes mucho más placenteros aún. ¡Qué bien nos hubieran venido a muchas y a muchos hace unos cuántos años!

Amigos curiosos y viajeros

miércoles, 21 de mayo de 2014

HELEN ADAMS KELLER, UN ICONO DE SUPERACIÓN


Siempre me ha atraido mucho leer las biografias de personas que, por sus increibles características humanas y grandes talentos, han dejado huella en la historia sirviendo de inspiración a todos los que han podido aprender despues de sus ejemplos de vida. Por eso, con la entrada de esta increible mujer inauguro hoy una nueva sección en el blog ("Historias de gente inspiradora"), como mi pequeño homenaje a todas esas personas maravillosas, especiales y admirables que han vivido y dejado huella a lo largo de la historia.

Helen Keller nació el 27 de junio de 1880, en Tuscumbia (Alabama, Estados Unidos). No nació ciega ni sorda, sino como una niña perfectamente normal. No fue sino hasta diecinueve meses después que contrajo una enfermedad que los doctores describieron como una congestión aguda del estómago y el cerebro.

Helen no sufrió la enfermedad por un largo tiempo, pero ésta dejó sus huellas: sordera, ceguera e incapacidad para hablar. Aunque su intelecto pudo más que todas sus limitaciones: a la edad de siete años ya había inventado más de sesenta distintas señas que podía emplear para comunicarse con su familia.


En 1887 sus padres, el Capitán Arthur H. Keller y Kate Adams Keller, finalmente se pusieron en contacto con el mismísimo Alexander Graham Bell, quien trabajaba con jóvenes sordos (como curiosidad, diré que la propia mujer de Graham Bell era sorda).

Graham Bell sugirió contactar al Instituto Perkins para los Ciegos en Watertown, Massachusetts. Le delegaron a Anne Sullivan, una institutriz que tenía tan sólo 20 años en ese momento, para intentar estimular a Helen y enseñarle el lenguaje de signos. Esto fue el inicio de una fuerte relación de amistad y trabajo que duraría 49 años y que terminaría con la muerte de Anne Sullivan.



Anne Sullivan nació en 1866 en Massachussets, hija de una pareja irlandesa muy pobre. Siendo muy joven contrajo una enfermedad llamada tracoma que le deterioró la vista. Viajó a Boston a la Escuela de Perkins para Ciegos, donde después de varios años y dos operaciones pudo recuperar la visión.

Sullivan exigió y recibió permiso del padre de Helen para aislar a la niña del resto de la familia, en una pequeña casa en su jardín. Su primera tarea era disciplinar a la niña mimada. Pero el gran paso lo dio Helen cuando un día cuando se dio cuenta de que los movimientos que su maestra estaba haciendo con sus palmas simbolizaban la idea de “agua”. Lo que vino fue insistirle a Sullivan, a quien siguió exigiendo nombres de otros objetos familiares en su mundo (incluyendo su preciada muñeca).


Anne pudo enseñar a Helen a pensar inteligiblemente y a hablar, usando el método Tadoma: tocando los labios de otros mientras hablan, sintiendo las vibraciones, y deletreando los caracteres alfabéticos en la palma de la mano de Helen. También aprendió a leer francés, alemán, griego, y latín en braille.

En 1888, asistió al Instituto Perkins para los Ciegos y también asistió a la Escuela Wright-Humason para los Sordos en Nueva York. Cuando Helen tenía 24 años, en 1904, se graduó cum laude de Radcliffe College, donde Anne Sullivan había traducido cada palabra en su mano, y llegó a ser la primera persona sorda en graduarse de la universidad. Tras su graduación, Keller realizó diversos viajes a Europa y África.



Helen se convirtió con una tremenda fuerza de voluntad en una oradora y autora mundialmente famosa. Estableció la lucha por los sensorialmente discapacitados del mundo como la meta de su vida. En 1915, fundó Helen Keller International (Helen Keller Internacional), una organización sin fines de lucro para la prevención y tratamiento de la ceguera. Helen y Anne Sullivan viajaron a más de 39 países, e hicieron varios viajes a Japón, llegando a ser favorecidas por la gente japonesa. Helen Keller conoció a cada presidente estadounidense desde Grover Cleveland hasta John F. Kennedy y fue amiga de varios personajes famosos incluyendo Alexander Graham Bell, Charlie Chaplin, y Mark Twain.

Helen Keller fue miembro activo del partido socialista, hacía campañas y escribía en apoyo de las clases trabajadoras desde 1909 hasta 1921, apoyó al candidato Eugene V. Debs del Partido Socialista de América en cada una de sus campañas para la presidencia. Sus opiniones políticas se reforzaban por frecuentes visitas de trabajadores. En sus propias palabras, dijo “He visitado talleres donde se explota al obrero, fábricas, barrios afectados. Si no lo podía ver, lo podía oler.”


Helen Keller también se unió a la llamada Unión industrial, los Trabajadores Industriales del Mundo (Industrial Workers of the World, IWW) de orientación entre el sindicalismo revolucionario y el anarcosindicalismo, en 1912 después de sentir que el socialismo parlamentario "se hundía en el pantano político". Helen Keller escribió: "Me convertí en un trabajador industrial del mundo". Helen escribió incansablemente sobre su motivación para el activismo, el que fue motor de su interés por la ceguera y otras incapacidades. Tuvo una larga y feliz vida, muriendo a los 88 años de edad. Hasta hoy es un ícono de la superación y de los corazones fuertes.


Su obra publicada es, básicamente, autobiográfica, ya que Keller encontró en la escritura el modo de objetivar y hacer comunicable su difícil experiencia. Sus libros pronto se convirtieron en un ejemplo de tenacidad y resistencia frente a las dolencias eventuales de la vida, especialmente las físicas. Entre sus publicaciones destacan La historia de mi vida (1902); Optimismo, de 1903; El mundo en el que vivo (1908) -libro que le valió su fama internacional y en el que narra el contraste entre la riqueza de la vida íntima que su alma albergaba y la menguada vida sensorial de la que Keller fue víctima-; Canción del muro de piedra, de 1910; Fuera de la oscuridad, de 1913; Mi religión, de 1927; El medio de una corriente, de 1929; Paz en el atardecer, de 1932; El diario de Hellen Keller, de 1938, y Déjanos tener fe, de 1940.


Al pasar el tiempo Anne Sullivan imprevisiblemente quedó completamente ciega en 1934 y Keller tuvo ocasión de devolver los favores prestados y la persistente dedicación de su institutriz. Murió en Nueva York con Hellen a su lado, en 1936, a la edad de 70 años.  

Helen Keller y Anne Sullivan


29 de mayo de 2014


He encontrado un video del año 1930 en el que se ve a estas dos mujeres maravillosas explicando como hacían su trabajo. Lo dejo aqui porque me parece que es un testimonio increible.





Fuentes:
mujeresquehacenlahistoria.blogspot.com.es

14 comentarios:

  1. Recuerdo que cuando aprendí acerca ella cuando era más joven. Siempre me ha fascinado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, yo recuerdo también haber visto en mi infancia alguna pelicula sobre su vida, Un beso,

      Eliminar
  2. Buena historia la de estas dos mujeres, que coraje tuvieron que demostrar , menudos logros a pesar de sus enfermedades, como dices todo un ejemplo de lucha y sin duda dos almas inquietas.
    Me ha gustado conocerlas.
    Saludos Nieves.
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro Ana de que mi entrada te haya servido para conocerlas, la verdad es que fueron las dos unas mujeres realmente admirables. Un abrazo,

      Eliminar
  3. Nieves,

    I also very much like to read biographies. I did not know the history of this interesting woman. A fascinating story of life.

    Hugs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. I am very glad you have enjoyed reading about this amazing woman, well, in fact, about these two amazing and wonderful women. Hugs and kisses, my dear friend,

      Eliminar
  4. Hola Nieves
    me ha gustado mucho esta entrada y tu decisión de publicar sobre personas que han dejado huella en la historia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado la nueva sección. Ya tengo preparadas varias más sobre personas admirables que dejaron huella. Otro fuerte abrazo para ti,

      Eliminar
  5. Hola Nieves,
    recuerdo haber visto de niña las peliculas que se hicieron de estos dos personajes. Me fascinaban las dos.
    Visto con la perspectiva adulta todavía las admiro más, eran grandes mujeres.
    BEsos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido totalmente contigo Lola, de verdad que eran auténticos ejemplos motivacionales de vida, como se diría ahora. Y de verdad que tuvieron mucho mérito teniendo en cuenta, además, la época en la que vivieron. Otro beso para ti Lola y feliz resto de semana,

      Eliminar
  6. Tengo ganas de ver la película, pero... debe de ser complicado encontrarla.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se han hecho varias películas sobre la vida ejemplar de estas dos mujeres, incluida una versión muda de 1919 que se tituló "Deliverance" y otra más reciente, de 2013, titulada "Un milagro para Helen". Sería estupendo que alguien pudiera decirnos como conseguir alguna. Un beso,

      Eliminar
  7. LA MADRILEÑA15/6/14 1:33

    Que coraje tenía esta Mujer ante la Vida. Ella se tuvo que esforzar mucho más en aprender y llego muy lejos es todo un ejemplo a seguir, que las que tienen los cinco sentidos bien.
    Hace falta muchas personas así a ver si salen en este Siglo XXI.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una mujer inteligente y muy valiente, sin duda, que ante su discapacidad no se dejó vencer y prefirió luchar para tener un vida plena y muy rica. Un beso,

      Eliminar

Bienvenido y muchas gracias por dejar tu comentario. ¡Que tengas un gran dia!

Welcome and thank you very much for taking the time to leave the gift of your comment. Have a nice day!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...